27 de junio de 2013 / 03:40 p.m.

México  • Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Campeche comenzaron la restauración del conjunto escultórico Santo Sepulcro de Cristo, compleja estructura de estilo barroco elaborada hacia el siglo XVII, que consta de dos partes: un catafalco decorado en lámina de plata repujada y la campanilla donde se encuentra un Cristo yacente. Dicha pieza constituye uno de los mejores ejemplos de su tipo en México.

Esta pieza, de gran relevancia histórica y artística, se caracteriza por su armoniosa composición y gran calidad técnica, destacó la restauradora Diana Arano Recio, quien señaló que el Santo Sepulcro es intervenido a petición de la diócesis de Campeche, que ha demostrado gran interés en la preservación del patrimonio cultural de orden sacro.

El conjunto —que mide un metro de ancho por 1.80 de largo, y 2.25 de alto— alberga la escultura de un Cristo yacente cuyo cuerpo exhibe las marcas del tormento de la Crucifixión. Lo rodean pequeñas esculturas de ángeles que portan los elementos de la Pasión y que a su vez sostienen un elaborado catafalco de planta rectangular profusamente decorado.

La pieza, que se encuentra en resguardo de la Catedral de Campeche, inicialmente fue sometida a un mapeo radiográfico y reproducciones de su estructura con programas computacionales como el Autocad, lo que permitirá entender su sistema constructivo, así como su procedencia y datación. Asimismo, se hizo una inspección de su estado de conservación.

Como resultado, se generó un proyecto de intervención integral con el objetivo de asegurar la estabilidad del conjunto y atender los daños que presentaba, entre ellos láminas de plata desprendidas o con roturas, repinte moderno y faltantes de clavos y madera.

Los trabajos comenzaron el mes pasado con la fumigación preventiva de la obra. Posteriormente se desmontaron los ángeles, querubines, lámparas y demás elementos del catafalco marcando su ubicación original. Los tres niveles superiores del armazón fueron desmontados y embalados con material amortiguante para su traslado al Centro INAH. Además, se realizó un registro detallado del sistema de iluminación.

La restauración de esta pieza barroca no solo abarca su intervención física, sino además una investigación rigurosa en archivos bibliográficos y documentales que permitirá conocer su historia y la importancia que guarda para los fieles de la Catedral de Campeche.

La intervención del Santo Sepulcro de Cristo se realiza con recursos procedentes del Fondo de Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de propiedad federal (Foremoba-Conaculta) y del gobierno del estado de Campeche, y la supervisión y ejecución están a cargo de la Sección de Restauración del Centro INAH-Campeche.

REDACCIÓN