2 de septiembre de 2014 / 09:21 p.m.

Fue ayer lunes cuando el defensa de origen paraguayo fue elegido como el máximo dirigente de los futbolistas en nuestro país, por lo que habrá que ver lo que puede conseguir a favor de sus compañeros, y aprovechó el tema Pulido para hacerse notar.

"Queremos que sea lo mejor para ambas partes, conocemos a Alan, es un gran futbolista, tiene un sueño y si se puede cumplir bien, son que se llegue a buen puerto, tampoco queremos que el club Tigres sea sancionado, queremos que se llegue a buen puerto y que la resolución sea positiva y que Alan esté feliz.

"Él tiene sus representantes legales, está peleando por lago que él cree justo y lo voy a apoyar a muerte, creo que ya habló con Álvaro Ortiz y le brindó el apoyo, obviamente él ya está en una parte legal donde nosotros no podemos hacer nada y que decidirá la controversia", explicó Da Silva.

Sobre cuáles serán los objetivos principales como presidente de esta comisión, Paulo explicó que su encomienda será negociar con la Liga, clubes de futbol y sobre todo con sus propios compañeros de profesión, pedir una revisión del Pacto de Caballeros y el Régimen de Transferencias.

"El tema de la comisión es una parte importante porque el futbolista, como todo trabajo, tiene una ley que cumplir, una ley que nosotros que vivimos en México queremos ser una comisión modelo, seguir lo que pasa en Sudamérica, en Chile, en Argentina, en Uruguay que son gremios muy fuertes.

"Aquí no se trata de pelear o buscar un litigio con nadie sino que sea la prioridad hablar, llegar a un buen entendimiento y buscar cosas importantes para todos los futbolistas, ya sea de la categoría de Ascenso, primera y de todas las categorías", explicó.

Y añadió: "el futbolista debe estar protegido, pero para eso debemos estar unidos los futbolistas, la unidad es lo que va hacer que esta comisión tenga credibilidad, porque de nada sirven dos, tres o cinco, al contrario debemos ser más y buscar soluciones para ambas partes. El futbolista es el que debe elegir donde jugar, son temas que debemos hablar, debemos estar unidos y debemos de hacer valer nuestro derecho, esto no quiere decir que nuestros derechos vayan contra la liga, al contrario".

El paraguayo tiene claro que el principio de cualquier acción es unir a los jugadores profesionales en México, pues todavía hay mucha distancia entre los agremiados y sus intereses."Trataremos de estar en la misma sintonía para tener un mejor futbol mexicano, aquí no se trata de buscar pela sino de buscar lo mejor para el futbolista y que la liga mexicana sea bien vista, porque en otros países ésta es una de las ligas más competitivas y apetecible por el poder económico que en otras ligas no hay".

Sobre el llamado Pacto de Caballeros, donde los dueños de los equipos impiden a los jugadores contratarse libremente, Da Silva detalló que no se puede hacer mucho porque tal acuerdo no está escrito, aunque sabe que negociado se podrá avanzar en favor de los futbolistas.

"El pacto es algo en lo que debemos tener mucho cuidado, debemos ser inteligentes, primero sentarnos los jugadores a dialogar con el licenciado Bonilla para ver qué solución le podemos dar, obviamente que a nadie le gusta el tema del Pacto de Caballeros, pero tampoco podemos ir a pelear sin tener algo, sin hablarlo, sabemos que este pacto es algo que en otros lados no existe pero aquí tampoco hay nada firmado, no hay nada en papel, por eso creo que se debe dialogar y negociar porque eso desgasta al jugador y desgasta a la liga, creo que no sirve de nada ser de las mejores ligas si el futbolista no está protegido, esto debe ir de la mano, ser una buena liga y los jugadores hacer valer su derecho".

JESÚS QUEZADA