27 de noviembre de 2013 / 03:14 p.m.

París.- El cuadro de Van Gogh "Nature morte aux bouteilles, ornements de cheminée, coquillage" fue adquirido hoy por un comprador anónimo por un precio de 460.000 euros, unos 625.000 dólares, en una subasta en París, diecisiete años después de la última subasta en Francia de un lienzo del maestro impresionista.

Se trata de un bodegón en óleo sobre lienzo de Vincent Van Gogh que se subastó por última vez en 1968 en Londres, donde fue adquirido por un francés cuyos herederos lo han vuelto a vender, explicó a Efe Cécile Ritzenthaler, experta en pintura de la casa Millon & Associés, que organizó la subasta en colaboración con la casa Drouot.

Durante estos cuarenta y cinco años, el cuadro nunca fue expuesto, por lo que se había llegado a creer que estaba desaparecido, aunque se conocía a sus propietarios.

Esto no fue siempre así, pues antes había sido mostrado temporalmente en Rotterdam (1904), Utrecht (1923) y La Haya (1965) mientras perteneció a Bremmer, "uno de los mayores coleccionistas de obras de Van Gogh", recordó Ritzenthaler.

"Es un cuadro fundamental para ver la influencia de Van Gogh en el arte moderno y para ver su evolución en un camino doloroso; en un principio está muy influido por la pintura española del Siglo de Oro (XVII) y evoluciona hacia el colorido de su etapa en Arles", añadió.

"Nature morte aux bouteilles, ornements de cheminée, coquillage", ejecutada entre 1884 y 1885, es una naturaleza muerta anterior a la llegada del pintor holandés a Francia, del llamado "periodo de Nuenen".

Van Gogh, que solo vendió una obra en vida, a su hermano Theo, tuvo una gran influencia en el arte moderno como puede observarse; por ejemplo, en las naturalezas muertas del pintor italiano Giorgio Morandi (1890-1964), señaló Ritzenthaler.

El holandés "destacó por las composiciones de objetos cotidianos presentados como si fueran objetos de lujo", como ocurre en la pintura hoy subastada, añadió esa experta en arte durante la subasta denominada "Tableaux modernes" (Cuadros modernos), en la que también se sacaron a la venta obras de Mondrian o Matisse.

Desde 1996 no se subastaba un cuadro de Van Gogh en Francia, aunque había habido otras ventas de este tipo en Londres y Nueva York.

EFE