16 de julio de 2014 / 01:32 a.m.

Si de algo puede servir el que se hayan perdido cinco partidos de pretemporada es para reflexionar y que no suceda esto en el Apertura 2014 a los Leones Negros, pues no hay puntos que perder estando en juego la permanencia en la máxima categoría. La Universidad de Guadalajara recibió 14 goles en esos juegos y lo más preocupante es que la situación se les volteaba cuando ellos iniciaban con ventaja como lo sucedido con Dorados, Jaguares y Atlas, equipos que le dieron vuelta al marcador.

Los melenudos abren este sábado el torneo ante Rayados en Monterrey. Si alguien espera con ansia el partido contra los regios por la rivalidad que vivió en su estadía en Santos, es Marc Crosas, quien apunta que lo sucedido en pretemporada ya no importa, sino el desempeño del equipo y obtener esos resultados a partir del sábado. Señala que bajo las condiciones que presenta un equipo recién ascendido y las dificultades que pueda presentar el rival del norte, un empate no les caería mal.

“Quizás los resultados no son los positivos que esperábamos, pero lo importante es a partir del sábado, no nos serviría de nada haber ganado todos esos juegos y llegar el sábado y no hacerlo.

“No digo que un empate sea bueno, sino que durante un partido las cosas se van desarrollando y al final pues en el mismo puedes llegar a aceptar un empate, puede ser bueno; pero la mentalidad nuestra va a ser ir a ganar como lo ha sido en esta pretemporada. Creo que el equipo ha hecho muy buenos momentos de futbol de buena conjunción del equipo, defendiendo bien, defendiendo en grupo y todos unidos”, mencionó.

Para el mediocampista, el punto débil que se vio en esos partidos de preparación, fue la falta de concentración, pues en tres partidos comenzaron aventajando al rival pero al final les daban la vuelta. El ex lagunero manifestó que aunque sean el equipo recién ascendido, serán peligrosos por las características que tiene el grupo: el hambre de quienes lograron el ascenso y la sed de revancha de quienes salieron como en su caso, de otros equipos.

“Nuestro punto débil estos partidos han sido algunas faltas de concentración, sobre todo en los goles, sabemos que si tenemos errores así de este tipo en Primera División se pagan muy caro y más con lo que nos estamos jugando este año.

“La fortaleza, es que la base que ascendió se mantuvo y eso es la ilusión que ellos tienen por hacer las cosas bien en Primera División; más los que venimos como refuerzos, la mayoría, con un poco de sentimiento de revancha porque las cosas no nos ha ido como esperábamos los últimos años”, dijo.

MIGUEL RODRÍGUEZ