REDACCIÓN
12 de septiembre de 2014 / 08:51 p.m.

Hay muchas maneras de conectar un hit en el béisbol. Con un cañonazo, con un batazo “mordido”, con un toquecito, pero lograr un imparable aventando el bat a la pelota y que esta salga por todo el centro del diamante es algo más que raro.

Y esto lo logró el jugador de los Gigantes de San Francisco, Hunter Pence, quien al momento de intentar conectar el lanzamiento del pitcher de Arizona, se le resbaló el bat y este hizo contacto con la pelota.

La bola salió disparada por todo el centro del diamante, venciendo la reacción del lanzador y el esfuerzo del parador en corto. Además, por si fuera poco, impulsó una carrera para los Gigantes.