7 de mayo de 2014 / 02:08 a.m.

Para evitar daño en su portería, Pachuca no solo debe enfocarse en nulificar a Oribe Peralta o al colombiano Carlos Quintero, sino en controlar a la gente que distribuye el juego en Santos Laguna, consideró el guardameta Óscar Pérez.

"A lo largo del torneo vas viendo cómo juegan, tienen una gran calidad y velocidad; Oribe define muy rápido y debemos estar muy al pendiente y no solamente de ellos dos, sino de todo el equipo", advirtió.

Explicó que para que a Peralta y Quintero "les llegue la pelota, debió haber pasado por los de atrás, entonces debemos estar muy bien organizados, sin darles espacio y jugar mucho por el centro".

De cara al partido de ida de semifinales del Torneo Clausura 2014, aceptó que tendrá una dificultad mayor que la fase anterior, para lo cual deberán llegar bien preparados y resolver de la mejor forma en casa.

"Cada vez el grado de dificultad va creciendo y Santos es un gran equipo que lo hemos visto en estas series, ha remontado y debemos estar preparados para evitar que pase eso", apuntó.

Afirmó que todo el plantel de "Tuzos" está "muy bien, con mucha ilusión, con muchas ganas, muy contentos y disfrutando el momento; ahora estamos pensando en lo que viene, que será aún más complicado de lo que nos han tocado y debemos sacarlo adelante".

"Las ganas, los deseos, el futbol que ha mostrado (el equipo), trataremos de tener la pelota lo más que se pueda y buscar ganar aquí en casa", sentenció.

Pachuca cerró su preparación con miras a este duelo ante los de la Comarca Lagunera, a celebrarse en el estadio Hidalgo, en punto de las 20:30 horas con arbitraje de Francisco Chacón.

NOTIMEX