16 de septiembre de 2014 / 02:54 a.m.

El delantero Aldo de Nigris admitió que no ha respondido a las expectativas hacia su persona por parte de Guadalajara, algo que espera cambiar de ahora en adelante, luego que este lunes fue operado del dedo anular de la mano derecha.

“No ha sido fácil esta temporada, no he hecho lo que esperaba la gente, lo que espero yo también, y lo que esperan de mí mis compañeros, quiero salir de esta mala racha y no quisiera perderme nada para salir lo antes posible, espero y sea pronto”, dijo.

Comentó que para ello buscará estar listo para ser tomado en cuenta por el técnico argentino Carlos Bustos, de cara al partido del domingo ante Querétaro.

“Estoy consciente, pero también con muchas ganas de poder estar y no perder nada, pero también tratar de seguir las indicaciones para que no se complique la situación de la cicatriz más que nada”, apuntó.

Finalmente, manifestó que su confianza en que la cicatriz de su mano “pueda sanar fácilmente, rápido, y bien protegido poder entrenar en estos días y poder tener participación, si Dios quiere, lo antes posible y no perderme partidos”.

El cuadro tapatío enfrentará este martes al equipo de Coras Tepic dentro de la Copa MX y el próximo domingo recibirá al Querétaro en juego de la fecha nueve del Torneo Apertura 2014.

NOTIMEX