22 de septiembre de 2014 / 06:15 p.m.

Alfio Basile es uno de los entrenadores más polémicos de Argentina, con una personalidad muy fuerte y ahora ha confesado que en 1998 echó del vestuario de San Lorenzo a un cura aficionado a los "Cuervos": el Papa Francisco.

Sí, el mismísimo Jorge Mario Bergoglio, que hoy es el "Vicario de Cristo" y que es el más ferviente admirador del equipo de azulgrana, uno de los más grandes del país sudamericano.

El "Coco" hizo la revelación en un programa de televisión y lo contó de una manera que al espectador seguramente le sacó una sonrisa.

"Miele (secretario técnico) me contó que era un cura que iba siempre y saludaba a los jugadores antes de que jueguen el partido. Yo le pregunté para qué entonces me iban a buscar a mí, no le ganaban a nadie", contó el entrenador en diálogo con Línea de Tiempo y agregó: "Le pedí que lo echen, que no quería ver a ningún cura adentro del vestuario, a nadie que me distraiga a los jugadores".

El tiempo pasó y la historia quedó en la nada, hasta el año pasado. "En Abril me reencontré con Miele y me contó: el nuevo Papa es Bergoglio, el cura que vos echaste del vestuario", confesó Basile con una sonrisa en su rostro.

REDACCIÓN