22 de mayo de 2013 / 02:48 p.m.

 

El ministerio de Salud de Túnez notificó a la Organización Mundial de la Salud dos casos confirmados por laboratorio y otro probable de infección por el nuevo coronavirus (nCoV).

Los confirmados corresponden a dos hermanos, un hombre de 34 años de edad y a una mujer de 35 años de edad, ambos con enfermedades respiratorias leves que no requirieron hospitalización, informó la OMS en un comunicado.

La investigación de los casos reveló que al parecer el nCoV causó la muerte de su padre, de 66 años, quien enfermó tres días después de regresar de una visita a Qatar y Arabia Saudita el pasado tres de mayo.

El padre fue ingresado en un hospital pero su estado se deterioró rápidamente y murió el pasado día 10, agregó la OMS.

Precisó que el fallecido tenía un problema de salud subyacente y las primeras pruebas de laboratorio dieron negativo para nCoV.

Este brote se sigue investigando y los contactos cercanos de la familia están siendo monitoreados en busca de signos inusuales de enfermedad, añadió.

En Arabia Saudita un paciente contagiado que se encontraba hospitalizado murió, y hasta la fecha se han notificado 22 pacientes, incluyendo 10 muertes por este brote en el oriente del país.

A nivel mundial, desde septiembre de 2012 a la fecha la OMS ha informado de 43 casos confirmados por laboratorio, incluyendo 21 muertes, y los países afectados son Jordania, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Otros casos se han reportado en Francia, Alemania, Túnez y Reino Unido, todos con relación directa o indirecta con Medio Oriente, incluyendo dos con antecedentes de viaje reciente a los EÁU.

La OMS enfatizó que en Francia y Reino Unido, "se ha producido transmisión limitada'' entre los contactos cercanos que no habían estado en el Medio Oriente, pero que habían estado en contacto con un viajero que acaba de regresar de Oriente Medio".

A pesar de reconocer contagio entre humanos, la OMS no ofrece más detalles sobre lo que significa "transmisión limitada" del virus similar al SARS.

Con base en la situación actual y la información disponible, la OMS insta a todos los Estados Miembros a que continúen sus actividades de vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves (SARI, por siglas en inglés) y que revisen con cuidado los patrones inusuales.

Los médicos deben recordar que la infección nCoV debe considerarse incluso con signos y síntomas atípicos, como diarrea, especialmente en pacientes inmunocomprometidos, alertó.

Recomendó que""los centros de salud que atienden a pacientes con sospecha de infección nCoV deben tomar las medidas adecuadas para reducir el riesgo de transmisión del virus a los otros pacientes, personal sanitario y visitantes"".

Subrayo que ""la investigación de la fuente de exposición debe iniciarse sin demora para identificarlo, de modo que la transmisión del virus puede ser prevenida"".

Por el momento, la OMS no aconseja proyección especial en los puntos de entrada con respecto a este caso ni recomienda aplicación de restricciones a los viajes o al comercio.

Notimex