15 de octubre de 2014 / 07:32 p.m.

Pasan los años y el mundo evoluciona pero algunas cosas siguen siendo las mismas que ensucian nuestro mundo deportivo.

Durante el partido rumbo a la Eurocopa entre Serbia y Albania un "dron" sobrevoló la cancha mostrando una bandera de la Gran Albania. Esto provocó la reacción de los jugadores serbios ofendidos por los conflictos políticos (Guerra de Kosovo), quienes bajaron la bandera. En cuestión de minutos peleas entre jugadores y aficionados estallaron por todo el estadio, derivando en la suspensión del encuentro.

Albania y Serbia rivales esa noche en la cancha, han vivido en un ambiente de tensión bélica durante años por la disputa de Kosovo, que en el año 2008 declaró unilateralmente su independencia de Serbia con ayuda de los Estados Unidos. Este acto no es aceptado por algunos países de la unión europea como Serbia, Rusia y España quienes se niegan en reconocerlo como Estado soberano. Aunque geográficamente los serbios tendrían más derecho sobre Kosovo, la mayor parte de la población de origen étnico albanés. Esto último fue una de las principales razones por lo que el conflicto estalló.

Al ver el video de los incidentes en Albania fue imposible no recordar cuando en 1990 durante el mundial de basquetbol Vlade Divac y Drazen Petrovic rompieron su amistad por una bandera de Croacia en plena celebración.

Desafortunadamente hay conflictos que heredamos y que nosotros no elegimos pelear, está en nosotros detectarlos y poner de nuestra parte para no involucrarnos. En el caso de "Vlad" y "Petro" nunca pudieron solucionar sus diferencias políticas a pesar de jugar en la misma liga como extranjeros. Desafortunadamente Drazen Petrovic murió en un trágico accidente durante el verano de 1993 y como bien lo plasma el documental "Ones Brothers" Divac ha tendido que vivir con el arrepentimiento de no hacer lo posible por arreglar este asunto.

En medio de este tenso clima que rodea las eliminatorias europeas me llama la atención como la WWE se cuelga de conflictos entre naciones para calentar una de las rivalidades del momento.

El lunes 29 de septiembre Big Show (Americano) y Rusev (Ruso) protagonizaron un ángulo en el ring que concluyó con el gigante de Estados Unidos arrancando una bandera Rusia que colgaba desde el techo.

Con esta la empresa número uno de Lucha Libre en el mundo confirma que está retomando algunas estrategias que utilizaba durante finales de los 90's.

Movidas de esta clase históricamente le han dado grandes resultados a la WWE. Es una lástima que otras disciplinas como el futbol esté atravesando por problemas reales con estos incidentes, mientras el mundo de la Lucha Libre se divierte y levanta sus ratings.

ALDO FARÍAS | @AldoFariasGzz | aldo.farias@multimedios.com