25 de julio de 2013 / 04:36 p.m.

Monterrey • Dentro del calendario maya Tzolkin había un día que estaba fuera del tiempo, es decir, se trata de un día de pausa entre un ciclo anual y otro.

El llamado "día fuera del tiempo" se conmemora cada 25 de julio desde 1992, y para ello las asociaciones Atlaxinolli y Tierra Turquesa han organizado la conmemoración de esta fecha en la Explanada Santa Lucía con el apoyo del Museo de Historia Mexicana.

Para esto, se realizará una conferencia en el auditorio del museo a las 19:00 para más tarde ofrecer un ritual que vendrá acompañado de música, danza y artesanías.

Desde hace cuatro años se hace en Monterrey una conmemoración por el “día fuera del tiempo”, que en el Tzolkin significaba la sincronización del Sol con la estrella de Sirio.

La fecha se ha situado en el calendario gregoriano que nosotros utilizamos como el 25 de julio, un día especial para cargar fuerzas de cara al próximo ciclo anual que según las cuentas mayas inicia al día siguiente.

"Algunos calendarios eran utilizados para las fechas de siempre, éste en particular lo usaban los mayas para ver la energía de la persona al nacer”, expresa Abril Cigarroa del Bosque, integrante de la asociación Atlaxinolli.

Al conocer la energía con la que nacía una persona, se le encaminaba hacia el oficio que le dictaba el calendario.

En la conferencia que se ofrecerá esta tarde se dará una pequeña explicación sobre el significado del calendario Tzolkin además de lo que implica el “día fuera del tiempo”.

A partir de 1992 la fecha del 25 de julio se empezó a conmemorar en diversas ciudades del mundo. Según los organizadores, los festejos tienen como punto de partida la relación del hombre con el arte, así como la ecología y el medio ambiente.

Dentro de la ceremonia se montará un altar, que representa la unión de las diversas razas de la humanidad, en un evento que estará enmarcado con la música y la danza.

Conocer la forma en que contaban los días las culturas primigenias de México permite tener otra conciencia de la estancia de las personas en el tiempo que nos ha tocado vivir.

"Creo que conocerlo es fundamental porque estos calendarios nos hablan de nuestra raíz. Estamos ahora vibrando en estos últimos siglos en una frecuencia que nos habla sólo de brindar resultados, situación que no fomenta el desarrollo completo de nuestro cuerpo", mencionó Abril Cigarroa.

Para ambas actividades que se realizarán esta tarde la entrada será gratuita.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS