29 de mayo de 2013 / 12:59 p.m.

México • Ver cómo se recuperan y se restauran verdaderos tesoros artísticos coloniales con más de tres siglos de antigüedad, es la oportunidad que tendrá el público que acuda a la exposición Luz renaciente, imágenes restauradas, que será inaugurada mañana en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.

La aspiración de los organizadores de esta muestra, que tiene como lema “"Haciendo una buena obra"”, es concientizar a la sociedad civil una vez que esté presente en el taller de restauración creado ex profeso para esta ocasión.

El objetivo es que los visitantes se sumen a esta labor mediante la realización de alguna aportación económica, que puede partir desde los 20 pesos. Gabriela Breña, coordinadora interina ejecutiva del Antiguo Colegio de San Ildefonso, dijo que la restauración como tema de exposición ha sido poco abordada, por lo que esta iniciativa representa una gran ocasión para el público.

“"No es una exposición que se ocupe de un personaje, de un pintor, de una escuela pictórica o de una escuela artística; es una exposición que tiene como propósito central sensibilizar al público sobre la importancia de la preservación y de los procesos de restauración. Somos un país muy rico en patrimonio cultural, el cual necesita cuidados; desafortunadamente, no cualquiera lo puede restaurar ni preservar"”.

Solo existen 163 restauradores de base en todo el país para atender la enorme riqueza patrimonial, acotó Blanca Noval, directora de Educación Social para la Conservación de la Coordinación Nacional de Conservación del patrimonio del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

“"Nuestro patrimonio es muy vasto, así que requerimos del apoyo de la sociedad, pues sin su ayuda nos será muy difícil preservar este legado. Consideramos que educar para conservar es prevenir, para que no lleguen las obras al deterioro."”

Las 27 piezas que serán restauradas y trabajadas en el taller montado en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, explicó Ery Cámara, coordinador de exposiciones y registro de obra, están catalogadas como patrimonio nacional, procedentes de diversas comunidades del estado de Chihuahua.

El mundo de la restauración, sus secretos y sus vericuetos son revelados en esta exposición, que instaló monitores de televisión para que los asistentes puedan seguir paso a paso cada una de las acciones de recuperación de la obra, a nivel pictórico y estructural.

A través del proceso de limpieza, estabilización y recuperación del color y textura de las obra de arte pictórico colonial (entre ellas dos esculturas), el público interesado podrá conocer la importancia de preservar el legado artístico.

Liliana Giorgulli Chávez, directora de la Escuela Nacional de Restauración y Museografía Manuel Castillo Negrete, destacó la importancia de esta exposición. Destacó que vio como un acierto el que San Ildefonso se haya propuesto mostrar qué hay detrás del patrimonio y de lo que se hace en los museos para conservar la riqueza patrimonial.

Aportaciones y recursos

El costo del montaje de la exposición Luz renaciente, imágenes restauradas, que tiene como lema “Haciendo una buena obra”, fue de un millón 700 mil pesos. Aunque para concluir con la restauración y recuperación de las 27 obras se necesitan más recursos para poder restaurar el total de las piezas.

La suma que se requiere es de 400 mil pesos, por lo que se solicita el apoyo y solidaridad de quienes deseen hacer una donación económica. A la salida del taller de restauración se colocará una urna para que la gente deposite sus donativos.

Siguiendo el ejemplo de la escuela primaria Alexander Bain, que aportará 16 mil 783 pesos para la restauración de la obra San Juan Bautista, tanto particulares como empresas pueden hacer sus aportaciones económicas.

LETICIA SÁNCHEZ MEDEL