26 de febrero de 2014 / 11:39 p.m.

Como parte del programa de Responsabilidad social del Club Monterrey, los jugadores Marlon de Jesús así como Bernardo Hernández hicieron una pausa en sus respectivos procesos de recuperación para compartir de su tiempo con pequeños en estado de vulnerabilidad en las instalaciones del Centro de Rehabilitación y Educación Especial del DIF Nuevo León.

La coordinadora general del C.R.E.E., la señora Sylvia Patricia de la Garza Cavazos fue quien dio la bienvenida a los integrantes del club regio.

Decenas de pequeños junto a sus mamás aprovecharon la presencia de los jugadores de la Pandilla así como de Monty, la mascota del equipo, para tomarse la fotografía y estar cerca de sus ídolos.

"Ellos son un ejemplo de lucha para cada uno de nosotros, y nosotros tratamos de hacerlos felices para que sigan adelante", expresó Marlon.

A su vez Berny destacó a las familias de cada uno de los pequeños, "son el motor principal para que estos niños puedan seguir con sus terapias", dijo el seleccionado juvenil.

Los pequeños correspondieron a los futbolistas con porras para ellos y para el equipo.

JOSÉ LUIS GARZA