16 de septiembre de 2014 / 05:56 p.m.

El entrenador del Bayern de Múnich, Pep Guardiola, previó hoy en la rueda de prensa previa al partido que enfrentará a su equipo contra el Manchester City en la primera jornada de Liga de Campeones, que se tratará de un encuentro en el que su equipo deberá "correr mucho".

"Tenemos que estar en situación de controlar el partido y cuando no tengamos el balón correr" declaró Guardiola en Múnich (sur de Alemania), donde este miércoles reciben a los "citizens" del chileno Manuel Pellegrini en un grupo en el que también se encuentra la Roma y el CSKA de Moscú.

El año pasado, el Manchester City fue capaz de ganar al Bayern de Múnich en el Allianz Arena en un partido de la fase de grupos, por 2 goles a 3.

"Si no defendemos bien todos, tendremos problemas" señaló Guardiola que recordó la calidad de los jugador del combinado inglés entre en los que destacó al español David Silva y el argentino Martín Demichelis entre otros.

El preparador también mencionó que esperan empezar consiguiendo los tres puntos pero rechazó que el resultado pueda ser determinante para el futuro, teniendo en cuenta la fortaleza de los otros dos equipos que conforman su grupo.

"Debemos concentrarnos en nuestro estilo, nuestro juego, jugar lo mejor posible y luego ya veremos" subrayó.

El técnico descartó la presencia en el partido del martes mañana del francés Franck Ribéry, después de no recibir el alta de los médicos del club, aunque manifestó que si espera poder contar con la participación del atacante holandés Arjen Robben.

Preguntado por si el equipo aún recordaba la dura derrota sufrida contra el Real Madrid en las semifinales de la última edición de la Liga de Campeones, Guardiola prefirió mirar hacia adelante.

"Nada cambia, sucede lo mismo cuando ganas grandes títulos, debes mirar adelante" aseguró el preparador catalán que apuntó que todos los deportistas "tienen grandes éxitos y sufren grandes derrotas" de las que se debe aprender.

"Jugamos mal, no controlamos a Benzema, Di María y Cristiano, y en el contraataque eran muy fuertes" manifestó Guardiola, quien también quiso recordar que el equipo muniqués ha llegado repetidamente al menos a semifinales en los últimos años.

Además, el entrenador de Santpedor quiso recalcar la importancia del fichaje del centrocampista español Xabi Alonso, llegado del Real Madrid, y que desde su llegada se ha hecho con un lugar en la formación titular.

"Tiene mucha experiencia, conoce su posición y ayuda a sus compañeros. Domina el juego" apuntó Guardiola.

El camino contrario fue el emprendido por el centrocampista alemán Toni Kroos, llegado al equipo blanco desde el Bayern este verano y del que Guardiola dijo que se siente "muy orgulloso de haber sido su entrenador, pero fue su decisión. Nada más".

AGENCIAS