5 de marzo de 2014 / 05:01 a.m.

Los Cowboys de Dallas están cerca de colocarse por debajo de tope salarial, tras reestructurar los contratos del quarterback Tony Romo, del linebacker Sean Lee y del cornerback Orlando Scandrick.

El ajuste en la extensión contractual por seis años y 108 millones de dólares pactada con Romo el año pasado dará a los Cowboys una reducción de 10 millones en términos del tope salarial. Las modificaciones en los convenios de Lee y Scandrick implicarían una reducción de unos siete millones.

Lee y Scandrick firmaron nuevos contratos, también el año pasado.

Con la reestructuración anunciada el martes, los Cowboys se ubican menos de un millón de dólares arriba del tope salarial de 133 millones, una semana antes de que deban reducir a cero esa diferencia.

Dallas tiene ahora tiempo para reducir el impacto de 16 millones de dólares que implica respecto del tope salarial el contrato con DeMarcus Ware. El defensive end realizó seis capturas en la campaña de 2014, la menor cifra en su carrera.

AP