21 de septiembre de 2014 / 10:49 p.m.

 

La llegada del brasileño Ronaldinho a Querétaro, representó uno de los arribos más importantes en la historia del fútbol mexicano.

El campeón del mundo en el 2002, y ganador del Balón de Oro del 2005, superó la pobreza para llegar a la elite mundial.

La estrella de los "Gallos Blancos" no ha sido el único que ha superado la adversidad:

Rivaldo

El campeón del mundo en 2002 y ex figura del Barcelona vivió su niñez en las favelas de Puerto Recife.

No solo se enfrentó a la muerte de su padre, en 1989, sino también a la desconfianza de su primer entrenador, el cual lo vio muy frágil para ser futbolista profesional.

René Higuita

Considerado como uno de los mejores arqueros que ha dado Sudamérica, el colombiano se crió en el barrio de Castilla, de clase baja en Medellín.

Tras perder a su madre, fue criado por su abuela.

Cristiano Ronaldo

El dos veces ganador del Balón de Oro nació en un barrio pobre de Portugal.

Su familia fue mantenida gracias al trabajo de su padre, como cuidador del vestuario del conjunto Andorinha.

Franck Ribéry

La estrella francesa fue marcada por la adversidad desde el comienzo de su vida.

El estelar del Bayern Munich fue abandonado en un convento de monjas siendo un recién nacido, años después un accidente automovilístico marcó su rostro para siempre, lo cual le provoco ser víctima de bullying.

Fue expulsado del convento a los 13 años por indisciplina, llegando a trabajar como albañil para poder mantenerse.

Mario Balotelli

Balotelli sufrió una enfermedad intestinal a los 2 años, razón por la cual su familia solicitó el apoyo de los servicios sociales.

Tras varios intentos, fue cedido a la familia Balotelli, la cual se encargó de criarlo.

Actualmente milita para el Liverpool de Inglaterra.

 RAFAEL RIVERA