25 de abril de 2013 / 01:48 p.m.

San Pedro Garza García • El legado arquitectónico del artista japonés Tadao Ando no sólo quedará cimentado en Nuevo León con su obra La puerta de la creación, sino que la Universidad de Monterrey (UDEM) creó bajo su nombre una Cátedra Laboris.

La presentación corrió a cargo del rector Antonio Dieck Assad, donde dijo será la primera que ofrezca el Centro Roberto Garza Sada (CRGS).

Las Cátedras Laboris son ejercicios creados por la UDEM para el vínculo empresarial y laboral con el área académica y estudiantil.

A través de esta Cátedra, expertos en diferentes disciplinas comparten con los alumnos su experiencia en el mundo laboral.

“"El maestro nos hace un regalo muy especial ya que ha aceptado ser depositario de una Cátedra Laboris de la Universidad de Monterrey, la primera del Centro Roberto Garza Sada"”, anunció el rector Dieck Assad.

A medida de broma, aunque quizás con un dejo de seriedad, Álvaro Fernández Garza –presidente de grupo ALFA- ofreció un mensaje a los miembros del patronato:

“"Estuve platicando con el arquitecto Tadao Ando y él se anima a hacernos el próximo auditorio, entonces si se avientan el reto mi mamá (Márgara Garza Sada) con todo gusto los apoya"”, dijo el empresario.

UN NUEVO ICONO

Nina Zambrano, presidenta del consejo directivo del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, y miembro del patronato del Centro Roberto Garza Sada, refirió que La puerta de la creación será un nuevo ícono para Nuevo León en el ámbito académico y cultural.

“"Lo será al nivel de cómo lo fue en Bilbao su museo"”, señaló la promotora cultural, refiriéndose al Museo Guggenheim.

Zambrano mencionó que el Marco ya viene trabajando en un convenio con el Centro Roberto Garza Sada, en donde intercambiarán públicos y actividades educativas.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS