22 de marzo de 2013 / 12:53 a.m.

Ciudad de México • El llamado movimiento rupestre de la década de los ochenta fue el eslabón perdido entre la canción de protesta y el rock urbano, aseguró hoy aquí el promotor cultural Jorge Pantoja.

Entrevistado previo a la presentación del libro "Rupestre", el autor comentó que este movimiento conformado por un grupo de músicos que a falta de recursos para formar bandas, eran acompañados de su guitarra, un teclado o armónica y cuya riqueza estriba en sus letras, muchas veces complejas y más cercanas al folk, buscó separarse de la canción de protesta.

"Es un movimiento que buscó separarse de la canción de protesta, de la canción política que estaba muy de moda en la década de los setenta y acercarse más hacia el rock urbano", dijo.

El también creador del Tianguis del Chopo señaló que la "bandera" de este movimiento consistió en hacer mejores letras de música, un poco más profundas que no se quedaran en la protesta, en la canción política.

"Estos músicos y compositores tuvieron letras más enfocadas a la poesía, más cercanas a lo literario. Se buscaba la armonía y dejar de lado esta música de protesta", señaló.

Pantoja recordó que el apelativo de "rupestres" provino de un ciclo de conciertos realizado en el Museo del Chopo a iniciativa de él y de otros autores como Ángeles Mastretta, Rafael Catana y Rodrigo González, quienes nombraron a dicho ciclo "Segundo Festival de la Canción Rupestre" en noviembre de 1983.

"Fue un movimiento original y cuya propuesta fue arcaica, surgida de las cavernas, tuvo mucho impacto en su momento y se le hizo mucha referencia", agregó.

Entre los rupestres, se encuentran los músicos Rodrigo González, mejor conocido como "Rockdrigo", Fausto Arrellín, Alejandro de la Garza, Roberto Ponce, Nina Galindo, Roberto González, Carlos Arellano, por mencionar algunos.

Dijo que el movimiento ya no existe, pero aclaró que algunos de los rupestres siguen trabajando.

De hecho, señaló, el libro tiene como objetivo eso, demostrar a las nuevas generaciones que este movimiento no es un hecho histórico, ni del pasado y que los músicos que lo conforman siguen proponiendo, tocando y presentándose.

"El fenómeno rupestre del rock mexicano no hay que verlo nostálgicamente, sino ver quiénes son ellos, cómo fue su participación en el movimiento y lo que están haciendo actualmente, de ahí que en cada una de las entrevistas estuvo presente una cámara de video, por lo que la segunda parte de este proyecto será Rupestre, el documental", adelantó Pantoja.

Por lo que hace al libro, reúne estampas y retratos inéditos de fundadores y personajes vecinos del colectivo que surgió como expresión a principios de los ochenta, con Rockdrigo González, Rafael Catana, Eblen Macari, Roberto Ponce, Fausto Arrellín, Alejandro de la Garza, Nina Galindo, Roberto González, Carlos Arellano, Armando Rosas, Armando Palomas, Arturo Meza, El Haragán y el biógrafo en video de todos ellos: Sergio García.

Además, presenta estampas y retratos desde una visión desenfadada, porque los textos se divierten y se confrontan con los personajes de "Rupestre", el libro, primera obra en compendiar a estos cronistas melódicos del asfalto.

Según Pantoja, el texto será regalado a través de Facebook en "Cultura Independiente".

El libro es editado por el Proyecto Radiografía de la Promoción Cultural fuera de la Esfera Gubernamental en la Ciudad de México, que preside el promotor cultural Jorge Pantoja, y coordinado por la asociación civil Asamblea para la Cultura y la Democracia AC, con el apoyo de la Comisión de Cultura de la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados, a través del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

NOTIMEX