22 de febrero de 2013 / 01:45 p.m.

Monterrey.- Con casi 14 millones de puntos, un equipo de topógrafos del Instituto de Ingeniería Civil de la UANL logró escanear cada uno de los detalles del Museo Regional del Obispado con lo que ya se cuenta con una versión virtual de la joya colonial del estado.

A decir de los desarrollares del proyecto, el nivel de detalle es tal que el registro es de cinco milímetros por cinco milímetros el cual puede disminuir si se ajusta el equipo.

Ángel Martínez Rodríguez, jefe del departamento de Topografía en el Instituto de Ingeniería Civil (IIC), destacó que con este proyecto cada detalle en la fachada del Obispado está registrado con el mayor realismo posible.

Con esto se preserva el tamaño y profundidad de cada detalle ornamental. Si existiera un accidente que dañara la cara principal del museo, se podría mandar hacer una réplica exacta sin contratiempos.

“"Este es un proyecto que queremos presentar a las autoridades culturales pues con esta técnica se puede preservar el patrimonio cultural”", expuso Ángel Martínez, departamento de Topografía de la Facultad de Ingeniería Civil en la UANL.

Mediante un video fue posible apreciar en conjunto a los casi 14 millones de puntos. Traduciéndolo a términos de fotografía digital, sería una imagen con el mismo número de pixeles.

"“Ahora se manejan nubes de puntos, pensando en fotografía serían como pixeles. Aquí son nubes de puntos con tres dimensiones"”, apunta

La segunda fase del proyecto, explicó, sería escanear el interior del museo así como dar otro repaso a la fachada exterior, pues con ello se lograría reducir a un milímetro el nivel de detalle.

Un caso: Los Altares

El equipo del Departamento de Topografía de la UANL tiene en claro que si este procedimiento se hubiera aplicado en el mural Los Altares, de Federico Cantú, éste se hubiera salvado.

Grabado sobre piedra caliza a la entrada del municipio de Iturbide, el mural de Los Altares empezó a fracturarse desde el 2003 para que cinco años después colapsara totalmente.

En 2009 Conarte restituyó parte del mural mediante un museo de sitio, pero las lluvias del huracán Alex prácticamente lo desaparecieron.

"“Se nos fue un monumento muy bello. Viendo con el equipo creemos que lo pudimos haber rescatado. Si se hubiera escaneado antes con otro software podríamos crear moldes exactos que se reprodujeran en la misma piedra, si quieres"”, expuso Ángel Martínez.

En el video de presentación, el equipo de topógrafos hace hincapié en el mural de Cantú. De haber contado con la tecnología, se tendría una réplica exacta de la obra.

Técnica en desarrollo

El equipo es denominado como escáner terrestre, y el aparato que posee el IIC es de modelo GLS-1500 Topcon. Fue adquirido hace tres años por la Facultad de Ingeniería Civil de la UANL.

Con esta tecnología ya se escaneó el Estadio Universitario, el mural de la Facultad de Ingeniería Civil, Puente Atirantado y el Hotel Ancira.

El costo por escanear un monumento como El Obispado rondaría entre los 800 y 900 mil pesos.

“"Si en algún momento algún adoquín del mural en Ingeniería Civil se cayera, nosotros podemos sacar una pieza exacta sin problemas"”, señaló Ángel Martínez Rodríguez.

En Estados Unidos empezó una campaña de escaneo en monumentos importantes a raíz del ataque a las Torres Gemelas en 2001.

“"No sabemos si en algún momento el Obispado pueda sufrir algún atentado o desperfecto que lo dañe parcial o por completo. Si esto pasara, el estado ya tiene un modelo virtual a detalle con el cual se podría rehacer exactamente a como está ahora"”, mencionó.

Esta tecnología es rápida y fácil de usar. El Museo del Obispado se pudo escanear en cinco días, sin afectar su funcionamiento.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS