6 de mayo de 2013 / 01:50 p.m.

 Antes de ser elegido, el papa Francisco pasó la mayor parte de su vida en Buenos Aires, su ciudad natal, que ahora le dedica un circuito por los lugares de su infancia, aquellos en los que desarrolló su labor pastoral e incluso a los que acudía a cortarse el pelo o a comprar el periódico.

Consciente de la “Franciscomanía”, el gobierno de la ciudad comenzó a gestar “el circuito papal” una vez que se dió a conocer que Jorge Bergoglio había sido elegido para suceder a Benedicto XVI como sumo pontífice.

La noticia tomó por sorpresa a los argentinos, pero también a los cientos de turistas que visitaban el país, y que se interesaron descubrir quién era el Papa, y que lugares frecuentaba.

Por esta razón, este fin de semana el Gobierno de la Ciudad Autónoma presentó lo que será ese circuito por los sitios que se convirtieron en lugares de peregrinaje de fieles y curiosos y que en los próximos días podrán recorrerse en autobús, los fines de semana y festivos, o a pie, en visitas guiadas los martes y jueves.

El “tour papal” partirá de la basílica de San José de Flores, donde se encuentra el confesionario en el que Jorge Mario Bergoglio, tras una conversación con un sacerdote, descubrió su vocación religiosa a los 17 años, y concluirá en ese mismo lugar tres horas después.

En ese tiempo, el circuito hará parada en 24 lugares de la ciudad para visitar la casa donde nació; el instituto Nuestra Señora de la Misericordia, donde cursó sus primeros estudios; y la plazoleta de Membrillar y Bilbao, en la que jugaba al futbol con sus amigos.

También se acercará a la escuela Pedro Cerviño, unas calles más allá, donde el papa Francisco cursó sus estudios primarios; a la cárcel de Devoto, que solía visitar siendo arzobispo, y el seminario donde se preparó para ser sacerdote.

De la cotidianeidad del papa Francisco, el circuito rescata el amor por los colores del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, del que es socio, y cuyo lugar de origen, al que acudía con su padre los fines de semana, también se visita.

El circuito realiza también una parada en la peluquería a la que acudía habitualmente a cortarse el pelo, y otra en el puesto desde donde le hacían llegar a diario el periódico, excepto los domingos, cuando él mismo se acercaba hasta allí a comprarlo.

Para informar sobre el “tour papal”, se han elaborado folletos en los que el jefe de gobierno de la ciudad, Mauricio Macri, asegura que quienes hagan el recorrido “se van a encontrar no solo con una historia de vida, sino también con enseñanzas y valores que son el impulso para seguir construyendo juntos una sociedad cada día mejor”.

""Quienes vivimos en Buenos Aires, tenemos el orgullo de saber que fue en esta ciudad donde él creció, hizo amigos, se formó y encontró su vocación. Aquí trabajó siempre con humildad y compromiso por quienes más lo necesitaron"", indicó Macri.

El Gobierno de Buenos Aires tiene previsto además publicar en su página web la ubicación de los sitios más relevantes para facilitar que quien quiera pueda organizarse el circuito por su cuenta.

EFE