9 de junio de 2014 / 01:19 a.m.

Cristiano Ronaldo se escapó de la concentración de la Selección de Portugal para irse con su novia a ver la pelea de box entre Miguel Ángel Cotto y Sergio Maravilla Martínez.

CR7 e Irina Shayk fueron captados rápidamente en el Madison Square Garden de Nueva York y no tardaron en subir fotos a las redes sociales.

El jugador, que ya entrenó con su combinado tras recuperarse de molestias, portaba unas llamativas gafas de pasta.

REDACCIÓN