RAFAEL RIVERA
3 de noviembre de 2014 / 02:30 a.m.

 

La reciente victoria del Real Madrid ante al Granada, equipo ante el cual se impuso por 4-0, no sólo representó el liderato para los merengues.

Al final del encuentro un grupo de niños salto a la cancha para abrazar a las figuras del conjunto madridista, destacando un pequeño que no quiso soltar al astro portugués Cristiano Ronaldo, siendo necesaria la presencia de un elemento de seguridad de la cancha.