14 de abril de 2014 / 03:40 p.m.

Mercedes criticó a Red Bull el lunes en un tribunal apelativo en el que se discute la descalificación del piloto Daniel Ricciardo en el Gran Premio de Australia de la Fórmula Uno.

Red Bull argumentó que los comisarios de la carrera no debieron haber quitado a Ricciardo su segundo lugar en la carrera, y los 18 puntos que representan, por violar el nuevo reglamento de la F1 sobre uso de combustible.

El abogado de Red Bull, Ali Malek, dijo ante el tribunal apelativo de la FIA que un sensor de combustible utilizado en el vehículo de Ricciardo "obviamente no era confiable", y que la descalificación fue basada en una interpretación "incorrecta y fallida" de las reglas de la F1.

En la carrera del 16 de marzo, los oficiales de la FIA determinaron que el vehículo de Ricciardo excedió las reglas sobre flujo de combustible, que restringen el uso a un máximo de 100 kilogramos por hora en cualquier momento.

El abogado de Mercedes, Paul Harris, indicó ante el tribunal en París que Red Bull violó "descaradamente" las reglas del deporte. Harris acusó a la escudería austríaca de ignorar a sabiendas y a propósito las instrucciones del comisario de la FIA, Fabrice Lom, de reducir el flujo de combustible al motor del bólido de Ricciardo. Mercedes dijo que Red Bull no quería afectar la velocidad de su piloto australiano.

Harris indicó que los sensores aprobados por la FIA, que se supone que usen los equipos para medir sus niveles de consumo de combustible, son sometidos a un "riguroso proceso de pruebas y calibrado". También argumento que el propio sistema de Red Bull, que el equipo utilizó para medir el combustible de Ricciardo, no es "100 por ciento" certero.

"Red Bull cree que puede elegir entre las medidas", dijo Harris.

El abogado de la FIA, Jonathan Taylor, señaló al tribunal que la "esencia" del deporte es que todos los competidores cumplan con las mismas reglas.

"Un equipo no puede elegir a su antojo", afirmó.

AP