5 de abril de 2014 / 05:36 p.m.

El director de diseño de Red Bull, Adrian Newey, se mofó de las nuevas reglas de la Fórmula Uno por considerar que han restado velocidad a los automóviles sin lograr sus objetivos de favorecer el ambiente.

A dos días del Gran Premio de Bahrein del domingo, Newey, que diseñó los automóviles que ganaron para Red Bull los cuatro últimos campeonatos mundiales de pilotos, dijo que los nuevos motores híbridos turbo V6 de 1.6 litros han aumentado los costos y restado velocidad a los autos a cambio de escasos beneficios.

Agregó que los propósitos ambientalistas del motor híbrido podrían haberse cumplido con mayor eficiencia reduciendo el peso de los bólidos sin comprometer velocidad, y agregó que había otros medios relevantes para la producción comercial de los automóviles que la mera eficiencia de combustible.

"El costo ha subido mucho para crear esto", afirmó. "Si uno aplica ese costo al ahorro de peso, se estaría mejor en muchos casos, y por lo tanto decir que esto representa un gran beneficio para la humanidad es una exageración".

"Hay una relación entre costo, peso, aerodinámica, toda una serie de factores para tener en cuenta", agregó Newey.

Los nuevos motores han sido criticados por crear un sonido con sordina y por producir un estilo procesional de competencia cuando los autos circulan con la modalidad de ahorro de combustible para no exceder el límite de 100 kilogramos por carrera.

"La Fórmula Uno debería ser todo entusiasmo desbordante", enfatizó Newey. "Debería ser hombres y máquinas dando todo de sí en cada vuelta. Sí, están usando 50 kilogramos menos de combustible (por carrera), pero para lograrlo van mucho más despacio".

De todos modos, ingenieros rivales disintieron por considerar que el deporte había arriesgado alejarse demasiado de los motores comerciales normales y que la innovación tecnológica debería celebrarse en vez de criticarse.

"Corríamos un gran peligro de quedar irrelevantes, de convertirnos en los derrochadores de combustible sin responsabilidad social", opinó el director técnico de Williams, Pat Symonds. "Era realmente importante que nos apartásemos de eso".

Paddy Lowe, director técnico de Mercedes que ha dominado las primeras etapas de la temporada, se sorprendió por la crítica a los cambios. "No lo comprendo porque esta fórmula tiene tantos aspectos positivos", afirmó. "Que un motor pueda producir una potencia similar a la del año pasado con un 30 % menos de consumo de combustible es un logro increíble y algo digno de celebración".

AP