25 de marzo de 2014 / 02:07 a.m.

El partido que sostendrá México ante Croacia será el que defina si el Tri es capaz de avanzar a la segunda ronda de la Copa del Mundo Brasil 2014, afirmó el argentino Jorge Valdano, quien no ve tan disparejo el juego contra Brasil, pues desde su perspectiva el cuadro "azteca" sabe jugarle a la "verdeamarela".

La escuadra de la Concacaf está ubicada en el Grupo A de la competencia y se verá las caras con Camerún, en la ciudad de Natal, el 13 de junio; el 17 hará lo propio con el anfitrión, en Fortaleza; y el 23 medirá fuerzas con los croatas, en Recife.

Mas allá de que su debut es ante los africanos y siempre el primer partido define muchas cosas, para el campeón del mundo en México 1986 el encuentro que decidirá parte de la suerte del equipo que dirige Miguel Herrera será ante los europeos.

"Tiene un enemigo que es Croacia, ese es el partido que va a definir la eliminatoria, y tiene jugadores como (Luca) Modric que está en un nivel altísimo y eso va a convertir cada partido de México en determinante, en ese grupo ningún partido es cómodo", dijo en entrevista exclusiva.

Manifestó que el duelo ante el conjunto de Luiz Felipe Scolari, que tendrá todo a favor por estar en casa, no lo ve tan disparejo, porque México sabe cómo complicarlos y eso ha quedado de manifiesto en fechas recientes.

"En el futbol todo es posible, es el juego más abierto a los imprevistos y además entre Brasil y México tampoco hay una diferencia abismal, hay una diferencia histórica, ambiental por la condición de local puede influir positivamente en Brasil como ocurrió en la Copa Confederaciones, pero México le sabe jugar a Brasil y no espero un partido tan desigual", comentó.

Asimismo, aceptó que aunque nunca es bueno que una selección nacional llegue a un Mundial de la forma en que lo hizo México, con repechaje y cambio de técnico, confió que al liberar esa presión podrán ejercer un futbol competitivo.

"Más que un técnico nuevo, lo que va a llegar es más distendido, durante la eliminatoria fue un equipo crispado, atado por un sistema nervioso que estaba al límite porque dio la sensación que la situación había superado a ese grupo de jugadores", apuntó.

Finalmente, consideró "que una vez clasificado, una vez que han encontrado alivio con la posibilidad de ir al Mundial, van a jugar de una manera más distendida y eso los va a hacer más competitivos".

NOTIMEX