23 de junio de 2014 / 10:19 p.m.

Ya no es solo en los saques de meta. Ahora el público que sigue a la selección de México en la Copa del Mundo también grita una palabra considerada denigrante hacia los gays cuando el equipo contrario cobra los tiros de esquina.

Los hinchas de México en la Arena Pernambuco gritaron la palabra a coro cada vez que un jugador de Croacia cobró un córner, al igual que con los saques de meta del portero Stipe Pletikosa, durante el primer tiempo del partido del lunes para definir los puestos del Grupo A.

El partido se jugó horas después que la FIFA desestimó los cargos por "conducta inapropiada" contra la federación de México, responsable por la conducta de los fanáticos que realizaron el grito en los dos primeros partidos del "Tri" ante Camerún y Brasil. Según el organismo rector del fútbol, el grito "no es considerado un insulto en este contexto específico".

Los seguidores de México en el estadio de Recife parecieron tomarse a pecho la polémica generada por el grito, y corearon a todo pulmón la palabra que hace referencia a la homosexualidad de una persona en cada saque de meta y tiro de esquina.

Fare, una organización que supervisa la conducta discriminatoria de fanáticos en los partidos de fútbol, señaló que el fallo de la FIFA contradice las opiniones de expertos y la promesa del presidente del organismo, Joseph Blatter, de utilizar el Mundial para luchar contra la discriminación.

"Una política de cero tolerancia hacia todas las formas de discriminación significa que la FIFA tiene que tomar algunas decisiones difíciles", expresó Claudia Krobitzsch, coordinadora de programas de Fare. "A largo plazo, es la púnica manera de demostrar un liderazgo verdaderos y lidiar con un problema real en el fútbol".

Blatter ha dicho en varias ocasiones que quitar puntos a los equipos es una sanción más efectiva que imponer multas económicas.

El técnico de la selección de México, Miguel Herrera, restó importancia al incidente, aunque el domingo afirmó que una vez termine el Mundial, la federación se reunirá con la liga mexicana para buscar la forma de detener este coro en los partidos del campeonato nacional.

"Creo que en su momento se hablará con la liga para llegar a un acuerdo con las aficiones de cada uno de los equipos", dijo Herrera en la víspera del partido del lunes contra Croacia. "No creo que ni nosotros, ni la federación quiere hablar con la afición que ha venido a disfrutar el Mundial".

En México, los aficionados de casi todos los equipos de primera división gritan el insulto cuando el arquero del equipo visitante realiza un saque de meta.

El grito se originó en los partidos de Chivas de Guadalajara y se popularizó en un encuentro entre las selecciones de México y Estados Unidos en esa misma ciudad del occidente mexicano por la eliminatoria olímpica para las justas de 2004 en Atenas.

AP