12 de enero de 2013 / 03:17 p.m.

Monterrey Haciendo honor a su labor, la Asociación Estatal de Cronistas Municipales “José P. Saldaña” era itinerante por el estado al momento de sesionar durante los 25 años de su existencia.

Cada mes realizaban sus reuniones en donde les dieran oportunidad, pero este año en particular ya encontró un lugar donde se sentirán como en casa: el Salón Fray Servando Teresa de Mier, en el Palacio de Gobierno.

Esta mañana será la primera ocasión en que ocupen este recinto, con la charla “Repensar la Crónica y las Nuevas Tareas del Cronista”, que impartirá el historiador Héctor Jaime Treviño programada para las 11:00.

La asociación contempla quedarse un buen tiempo en el llamado “Salón Rojo” del Palacio de Gobierno. Su presidente Armando Leal Ríos considera la decisión como un paso de reivindicación por parte del Gobierno a los cronistas.

“Creo que esto nos puede dar mayor identidad con los propios alcaldes, es decir a veces nos toman en cuenta pero a veces no. Que hoy nos tome en cuenta el estado nos da un plus de importancia en cuanto a la labor del cronista”, expone.

Tras 25 años de existencia la Asociación había trabajado en varias sedes: el Museo de Guadalupe, después en el Museo de Historia Mexicana para pasar al Congreso del Estado. El último viaje lo emprendieron a la Sala Zertuche del Colegio Civil de la UANL.

En este 2013 sólo tres municipios de los 51 no cuentan con un cronista oficialmente. Los municipios faltantes –o cuyo cronista no tiene actividad– son Doctor Arroyo, General Terán y Melchor Ocampo.

La lista de cronistas importantes que ha tenido Nuevo León es larga, y entre ellos están el propio Israel Cavazos Garza, Timoteo L. Hernández, Celso Garza Guajardo o el Padre Aureliano Tapia Méndez.

“A veces expresamos sentir envidia de los colegas de Tamaulipas o Coahuila porque sentíamos que allá sí los toman en cuenta, y antes aquí estábamos algo perdidos”, refiere el cronista de Linares.

Para conseguir el espacio la asociación contó con el apoyo de Leopoldo Espinoza Benavides.

Repensar la crónica

Con una década transcurrida del siglo XXI, los cronistas de Nuevo León plantean replantear su oficio.

Conforme a la charla que se ofrecerá hoy en el Salón Fray Servando Teresa de Mier, se plantea salir más de “la monografía” e involucrarse más con la ciudadanía.

Un ejemplo es lo que hace el cronista de Bustamante Carlos Gómez, que apoyado en personajes del pueblo creó el Museo de la Memoria Viva.

“El cronista puede ser un líder moral, un líder de conciencia en la comunidad. Tenemos que pensar un poco en ir más allá de la monografía”, expone.

— GUSTAVO MENDOZA LEMUS