3 de agosto de 2014 / 12:15 a.m.

Cruz Azul y Veracruz dividieron puntos en la cancha del estadio Azul, en un encuentro que acabó empatado a cero goles dejando a ambas escuadras sin triunfo en lo que va del Apertura 2014. 

 Con la premisa de empezar a sumar de tres puntos, la 'Máquina' inició el juego con intensidad desde los primeros minutos, Marco Fabián, de quien se hablo en la semana por una supuesta oferta del Stuttgart de Alemania hacia su persona, fue el elemento más participativo por parte de los locales.

El mexicano encontró la primera gran oportunidad a los 15 minutos de iniciado el juego, cuando intentó un disparo de larga distancia que, peligrosamente coqueteó con el poste izquierdo de la cabaña defendida por el guardameta visitante Melitón Hernández.

Tres minutos después, el mismo Fabián se perdió una grande al enviar su disparo de cabeza desviado de la cabaña de Veracruz.

El local era más y los hombres dirigidos por Cristóbal Ortega no mostraban ningún tipo de insinuación sobre Corona, quien hasta entonces, gozaba de un día de campo bajo los tres palos cementeros.

Mariano Pavone tuvo la oportunidad de abrir la lata a los 28 minutos, sin embargo el argentino no se tuvo fe y decidió asistir erróneamente a un compañero cuando tenía para definir ante la mala cobertura de la zaga veracruzana, el marcador seguía en ceros y el tiempo seguía su andar.

A quince minutos del final de primer tiempo, Daniel el 'Keko' Villalva fue derribado dentro del área de Cruz Azul producto de un contacto con Jesús Corona en una acción que pudo ser catalogada como penal, sin embargo el silbante del encuentro, Miguel Ángel Ayala Ramírez, vio un clavado y amonestó al delantero argentino.

Sin más, terminaron los primeros 45 minutos de un duelo que en el segundo lapso mantendría la misma tónica.

Para el segundo tiempo, Fernando Tena envió a Cristian Giménez al terreno de juego, el naturalizado mexicano fue ovacionado por la parcialidad cementera con la ilusión de que en sus botines llegara la llave para abrir la puerta jarocha.

Sin embargo, fue la visita quien por conducto de Luis Alberto Sánchez estuvo cerca de abrir el marcador, el mediocampista impactó en los linderos del área azul enviando el esférico desviado del marco de Corona.

Pasaban los minutos y los 'Tiburones' se sentían más cómodos sobre el terreno de juego, ajustaron la línea defensiva y controlaron mejor los escasos embates de los hombres de Tena.

Hasta que al minuto 74, Aníbal Zurdo volvió a imprimir cierto peligro sobre Melitón, quien tuvo que esforzarse para contener el remate del delantero mexicano.

Aunque el silbante agregó cinco minutos, tal vez intentando que alguien lograra despertar a un enmudecido estadio, el juego concluyó entre esbozos de ambas escuadras y una increíble inoperancia en ataque, dejando a ambas escuadras en la parte baja de la tabla al no conseguir ningún triunfo en estas tres jornadas; agravante que se vuelve más notoria en el Veracruz tras no conseguir un gol en los 270 minutos que han disputado.