4 de enero de 2014 / 02:38 a.m.

Será el efecto Marco Fabián o Luis Fernando Tena, pero sea cual sea la causa, cerca de 200 hinchas del Cruz Azul recibieron con gran euforia a su equipo en el aeropuerto Internacional Monterrey previo a su debut en este Clausura 2014 ante Rayados.

Aunque este sábado se sentirán visitantes, hoy la Máquina pudo palpar la popularidad que aún goza en cada plaza que se para y recibió un poco de calor y aliento por decenas de aficionados que animaron a sus ídolos, principalmente Jesús Corona, Christian Giménez y la nueva sensación, Marco Fabián.

Incluso, a su propio entrenador lo vitorearon tras ofrecer declaraciones a la prensa.

Fiel a su esencia humilde, Tena le dedicó respeto a su rival de mañana, el Monterrey, que desde su punto de vista nunca dejará de ser candidato al título por los planteles que usualmente conforma para afrontar cada torneo.

"Rayados siempre ha sido un equipo complicadísimo en cualquier cancha y más en esta. Tiene una gran afición que apoya mucho. Está claro que nos espera un partido muy complicado.

"Yo creo que mi equipo esté al 100, dudo que alguno pueda estarlo con tanta premura por iniciar, pero en términos generales llegamos bien, con un poco más de 3 semanas de trabajo y tenemos jugadores con carácter, calidad y experiencia.

"Cruz azul siempre tiene que pensar en el campeonato, siempre tiene técnicos de experiencias, tan es así que su porcentaje está hasta arriba y ha llegado a tantas Liguillas y finales", dijo.

Habla que será difícil el compromiso ante Rayados, pero su rival arrastra mucha presión por sus últimos resultados en la Liga y Mundial de Clubes..."Monterrey tiene un plantel para luchar por el campeonato, tiene un gran plantel, tiene un gran técnico y una afición que pesa e impulsa. Monterrey y Tigres siempre serán de los candidatos", insistió.

"Confío en que nuestro equipo va a jugar bien, con intensidad. En términos generales va a ser un gran partido, pero también estamos conscientes que Monterrey también tiene un gran plantel", señaló.

JAIME GARZA