24 de agosto de 2014 / 12:44 a.m.

Cruz Azul enfrentará su próximo partido contra Chivas con la confianza de haber conseguido tres puntos vitales ante Querétaro, rival al que derrotaron esta tarde 2-1 en la cancha del Estadio Azul.

Para Cruz Azul no había de otra, era ganar o ganar; era lo que la afición celeste demandaba luego de una complicada semana donde cayeron en la Liga de Campeones contra el modesto Chorrillo de Panamá. Enfrente, tenían a un rival que amenazaba con ponerles las cosas difíciles y de paso hundir más a un equipo cementero que no ha tenido el mejor de sus torneos.

El juego en un principio fue ríspido y escueto, en gran medida por la lluvia que desde un principio se dejó sentir; sin embargo, al andar de los minutos , los equipos se adaptaron a las condiciones y comenzaron a caer las jugadas de peligro y lo más importante, los goles.

Con solo 10 minutos en el cronómetro, Mariano Pavone se plantó frente al arquero Edgar Hernández y cuando se disponía a disparar, la pierna de Yasser Corona trabó al argentino en una pena máxima que el silbante no dudó en señalar. Rogelio Chávez cambió el penal por gol y los locales se adelantaron provocando la algarabía entre su gente.

De ahí en adelante, la 'Máquina' se hizo con el control del partido monopolizando el esférico, aunque dejó de provocar peligro sobre la cabaña visitante y esta situación les costó, cuando al minuto 31, Camilo Sanvezzo condujo desde tres cuartos de campo rival, con un buen amague se deshizo de la marca de Julio César Domínguez y fusiló a José de Jesús Corona que nada pudo hacer para evitar la caída de su marco.

El empate dinamitó el juego, mismo que en la parte final del primer tiempo, repartió oportunidades para ambas escuadras que por gracia de los arqueros no fructificaron.

En primera instancia fue el 'Tanque' Pavone, quien tras una serie de rebotes, remató a quemarropa dentro del área chica y Hernández, con grandes reflejos, escupió el esférico a un costado.

Tres minutos después, fue Danilinho quien logró colarse hasta las entrañas del área celeste y envió un potente disparo cruzado que 'Chuy' Corona, atento, logró contener y de paso mantener la igualada en el luminoso.

La parte complementaria pareció ser una tregua entre ambas escuadras, los técnicos Nacho Ambríz y Luis Fernándo Tena realizaron modificaciones en busca del gol que les otorgara los tres puntos; de los cambios, el más significativo fue el ya tradicional ingreso del ‘Chaco’ Giménez, argentino naturalizado mexicano que entró con ganas al terreno de juego, pues con pocos minutos en campo, tuvo un par de intervenciones que por poco culminaban en gol.

Incluso, fue el propio Giménez quien al 75 tuvo el gol del gane en sus botines, sin embargo Hernández volvió a erigirse como el héroe queretano apagando la oportunidad cementera. El gusto duró muy poco entre los aficionados de ‘Gallos’, pues un minuto después, Joao Rojas se encontró un balón aéreo que, sin marca, remató de cabeza enviando el balón al fondo del marco visitante decretando de nueva cuenta la ventaja de su equipo en el marcador. 

Lo más rescatable de los últimos minutos fue la perla que el ‘Chaco’ regaló sobre la banda de la izquierda, primero evadiendo la barrida del rival, para después hacerle un túnel al segundo defensor que le salió a la marca, dicha acción, aunque no terminó en gol, levanto al público de sus asientos.

Tarjeta roja para Yasser Corona por una entrada criminal sobre Xavi Báez y cuatro minutos de agregado que no fueron aprovechados por Querétaro para empatar el juego; al final Cruz Azul se llevó tres puntos y una semana tranquila para preparar su próximo encuentro frente a Chivas.