16 de abril de 2014 / 02:12 a.m.

A pesar de haber empatado sin goles el partido de ida de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf con Diablos Rojos del Toluca, Cruz Azul va con una ligera ventaja a la vuelta, por la forma en que se puede definir al campeón del certamen.

Esto debido a que el primer criterio de desempate es el gol de visitante, por lo cual a "La Máquina" le bastaría cualquier empate con goles en el estadio Nemesio Diez para llevarse el título y el boleto al Mundial de Clubes. En caso de mantenerse el 0-0 tras los 180 minutos se irían a tiempos extra o incluso penales.

Fue un encuentro de final que resultó muy cerrado en los inicios, debido a la desconfianza de los jugadores por el estado de la cancha, la cual se vio afectada por la lluvia que cayó previo al juego y propició algunos resbalones y pases equivocados por ambos lados.

De la misma forma, los dos equipos se cuidaron de verse sorprendidos, sobre todo el conjunto "celeste", que, para no verse abajo en el marcador e ir con desventaja al encuentro de vuelta se defendía con todo cuando Diablos Rojos atacaba y para irse al frente si desplegaba un ataque impulsivo sobre la meta de Alfredo Talavera.

Sobre el final del primer tiempo ambos equipos agarraron confianza y cerraron con llegadas sobre los marcos, en donde incluso a los "cementeros" les anularon un gol en el minuto 37, por fuera de lugar de Marco Fabián.

El cuadro "choricero", por su parte, cerró con una oportunidad, pero el arquero Guillermo Allison logró tapar con el pie izquierdo el contrarremate del paraguayo Pablo Velázquez.

La segunda parte no varió en nada respecto del primer lapso, por lo que el 0-0 prevaleció con el correr de los minutos y ninguno de los dos atinó a acercarse con claridad sobre el marco enemigo.

El conjunto capitalino fue el que más o menos quiso tratar de ir al frente, pero se cuidó de no verse sorprendido por el rival mexiquense, que cuando quiso intentó complicar al cuadro bajo local, pero le faltó más empuje para inquietar la meta de Allison.

Al final, el cuadro cruzazulino pudo haber salido con el gol que le diera la tranquilidad para manejar el encuentro de regreso del próximo miércoles, pero la figura de Talavera se agrandó e hizo un par de atajadas a bocajarro, con lo que evitó que su escuadra remara contra la corriente en la vuelta.

El trabajo del silbante Roberto García Orozco fue regular, por Cruz Azul amonestó a Gerardo Torrado, mientras por Diablos hizo lo propio con Miguel Ponce, el paraguayo Pablo Velázquez, Antonio Ríos e Isaac Brizuela.

Alineaciones:

Cruz Azul.- Guillermo Allison, Gerardo Flores, Alejandro Castro, Emanuel Loeschbor, Julio César Domínguez, Rogelio Chávez, Gerardo Torrado, Marco Fabián, Mariano Pavone (Christian Giménez, 66), Mauro Formica (Achille Emana, 66) y Joao Rojas (Pablo Barrera, 80). DT Luis Fernando Tena.

Toluca.- Alfredo Talavera, Francisco Gamboa, Paulo da Silva, Miguel Ponce, Aaron Galindo, Antonio Ríos, Wilson Tiago, Carlos Esquivel (Óscar Rojas, 90), Juan Manuel Salgueiro, Isaac Brizuela (Edgar Benítez, 84) y Pablo Velázquez. DT José Saturnino Cardozo (PAR).

NOTIMEX