4 de noviembre de 2014 / 01:51 a.m.

Cuando Joe Maddon y los Rays visitaron el Wrigley Field en agosto, el mánager habló bellezas de la Liga Nacional y del venerable estadio.

Con su impecable trayectoria, no llama la atención que los Cachorros crean que Maddon va a tener éxito en Chicago.

Maddon fue presentado el lunes como el quinto piloto de Chicago desde el 2010, con un contrato de 25 millones de dólares por cinco años. Reemplaza a Rick Rentería.

Los Cachorros iban a retener a Rentería, pero se jugaron por Maddon cuando este rescindió su contrato con los Rays el mes pasado.

Sin rodeos, Maddon apuntó a la postemporada como el objetivo de los Cachorros en 2015.

"Se los digo desde ya. Es que no puedo ir a los entrenamientos de primavera y andar diciendo otra cosa", señaló Maddon en una rueda de prensa. "Soy incapaz de hacer otra cosa. ¿Para qué presentarme entonces? Es una cuestión de ponerse metas altas".

"Vamos a poner nuestro listón bien alto y yo apunto a los playoffs y la Serie Mundial. Y estoy convencido de ello", añadió.

Maddon, de 60 años, tuvo marca de 754-705 en nueve temporadas con Tampa Bay. Bajo su conducción, los Rays llegaron cuatro veces a los playoffs, ganaron dos veces la división Este de la Liga Americana y disputaron la serie mundial del 2008, que perdieron 4-1 ante Filadaelfia.

Fue elegido dos veces el mánager del año de la Liga Americana y previamente estuvo seis años como parte del cuerpo técnico de Mike Scioscia en los Angelinos.

Los Rays terminaron 77-85 este año y Maddon se fue del equipo luego de que el ejecutivo Andrew Friedman decidiese probar fortuna con los Dodgers.

Chicago tuvo marca de 73-89 con Rentería.

Maddon hereda un grupo de prospectos prometedores y una nómina más cara que la que tenía en Tampa Bay. El equipo, no obstante, viene de cinco temporadas con más derrotas que victorias y no gana una Serie Mundial desde 1908.

Theo Epstein, el presidente de operaciones de béisbol, considera que el equipo dará pelea en el futuro, con jugadores como el primera base Anthony Rizzo y el torpedero Starlin Castro, quienes fueron seleccionados al Juego de Estrellas, y los jóvenes toleteros Javier Báez y Jorge Soler, que causaron buena impresión en sus primeros partidos en las mayores.

Chicago no se clasifica a los playoffs desde la conquista del título de la división Central de la Liga Nacional en 2008, con Lou Piniella al mando.

Epstein fue contratado luego que los Cachorros cerraron la campaña de 2011 con 91 derrotas. Epstein se abocó a un remozamiento de la organización, lo que derivó en una temporada de 101 reveses en 2011.

El gran desafío de Maddon será apuntalar al núcleo de promesas y al mismo tiempo allanar el camino para otra oleada de prospectos como el tercera base Kris Bryant y el torpedero Addison Russell.

AP