7 de septiembre de 2014 / 06:13 p.m.

En nuestro país la pasión por el futbol americano es muy añeja y es por ello que mucho de nosotros realizamos el gasto por asistir a un partido de la NFL, siendo Dallas la ciudad de nuestra ciudad de preferencia.

Y es que se estima que más de 10 mil mexicanos realizan el viaje cada temporada solo para ver jugar a los Vaqueros en su ahora estadio de mil millones de dólares y su espectacular mega pantalla, que es una de las más grandes del mundo.

El boleto más barato del para asistir al Estadio AT&T es de 20 dólares, pero el fanático podría llegar a pagar alrededor de 3 mil 900 dólares por la mejor entrada de un partido de los Vaqueros.

Pese a esto, los Cowboys no son el equipo con más aficionados en México, ya que los Acereros de Pittsburgh cuenta con el mayor número de seguidores en nuestro país, seguidos por los de "La Estrella Solitaria", los Patriotas de Nueva Inglaterra, 49ers de San Francisco, Cargadores de San Diego, Raiders de Oakland, Empacadores de Green Bay, Broncos de Denver y los Delfines de Miami.

Aún así en la NFL hay todo tipo de boletos en cuanto a precios se refiere, por ejemplo los Osos de Chicago pese a tener 30 años sin títulos tiene el boleto más caro de la liga, y es que la entrada más económica es de 180 dólares, caso contrario ocurre para los fanáticos de los Jets de Nueva York ya que el billete te cuesta 50 dólares.

Un caso especial lo encontramos con los Patriotas de Nueva Inglaterra, y es que tras convertirse en una de las franquicias más ganadoras, los boletos se han disparado para situarse en uno de los equipos que más cuesta seguir; ya que la entrada más económica te puede costar unos 80 dólares hasta los 140 dólares. Lo que llama la atención es que la suite para 30 aficionados es excesivamente caro ya que con los 36 mil 500 dólares que cuesta bien podrías invertirlos en un automóvil o en unas vacaciones.

La cercanía de los Chargers de San Diego a nuestro país ha propiciado que pese no ser un equipo "ganador" cuente con mexicanos que los apoyen, sus entradas van desde los 50 dólares mientras que el más caro oscila en los mil dólares.

A pesar de esto, al igual que ocurre en nuestro país, sus entradas cambian cuando reciben a equipos con gran convocatoria y claro ejemplo es el partido que sostendrán con los actuales campeones de la NFL, los Halcones Marinos de Seattle que la entrada más económica será de 129 dólares, mientras que la visita de los Jaguares de Jacksonville tendrán sus precios habituales.

Aún así los elevados costos de una entrada por un partido de la NFL debes de sumar el consumo que realices en el estadio y es que al permanecer más de tres horas en el inmueble tienes que saber que la cerveza te costará de cinco a nueve dólares, esto dependiendo del partido y el estadio a cual acudas.

Otro gasto común en los aficionados del futbol americano lo encontramos con los hot dogs que en los inmuebles más económicos los puedes adquirir en un precio accesible (tres dólares), pero en algunos estadios te puede costar hasta los 10 dólares.

Después de todo esto, si usted es un fanático de la NFL sabrá que ir a un partido en cualquier estadio de los Estados Unidos será bajo su propio riesgo económico, pero al final hará válido el dicho: "ya lo paseado quien se lo quita".

REDACCIÓN