5 de marzo de 2013 / 09:36 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El cardenal Giovanni Lajolo, presidente emérito del "Governatorato" del Estado de la Ciudad del Vaticano, dijo hoy que "la curia, por desgracia, ha sido calumniada" aunque él solo puede decir cosas buenas de esta.

Lajolo, de 78 años y que participará en el próximo cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI, hizo estas declaraciones en la presentación de su libro 'Vía Crucis'.

El cardenal subrayó que "el papa tiene en la curia un instrumento dócil, que hace exactamente lo que el papa quiere e intenta ayudarle de la mejor manera posible".

Con estas declaraciones Lajolo hizo alusión al escándalo 'Vatileaks', sobre la publicación de documentos privados de Benedicto XVI y de la Santa Sede, que desvelan intrigas y enfrentamientos en el pequeño estado.

El dossier de 'Vatileaks' preparado por tres cardenales -octogenarios y que por tanto no podrán entrar en el cónclave- solo lo conocen ellos mismos y Benedicto XVI, quien dispuso que la documentación del caso esté "exclusivamente" a disposición del próximo pontífice.

El caso 'Vatileaks' ha sobrevolado las dos primeras jornadas de las congregaciones, las reuniones preparatorias del cónclave, ante la posibilidad de que los tres cardenales informen a los otros purpurados sobre el caso.

A este respecto el portavoz vaticano, Federico Lombardi, señaló que los purpurados "sabrán en que medida podrán y deberán dar información" a quienes se lo pidan.

Los cardenales estadunidenses Francis George y Donald Wuerl, dieron ayer por seguro que se hablaría del Vatileaks.

Y es que existen diferentes opiniones sobre cómo afectará el escándalo al cónclave, y mientras el cardenal español Carlos Amigo Vallejo aseguró que el asunto tendrá un peso "irrelevante", el brasileño Raymundo Damasceno dijo a la prensa italiana que este asunto seguramente "pesará" a la hora de elegir papa.

Algunos vaticanistas consideran que el escándalo sobre la filtración de documentos puede dañar a las candidaturas italianas, ya que la gran mayoría de los documentos desvelados se refieren a casos internos italianos y a enfrentamientos entre miembros de la curia de esta nacionalidad.

Sobre el futuro pontífice, Lajola manifestó en una entrevista con la publicación QN, que "los italianos se presentan con algunos cardenales de gran valía", pero señaló que cree que "podría resultar elegido un cardenal de fuera de Europa".

"Hay zonas del mundo en las que la Iglesia está viviendo momentos de gran vitalidad, como América Latina y Asia", afirmó Lajola, quien hizo hincapié en que no cree que exista "un automatismo inmediato" en la designación de un secretario de Estado italiano junto a un pontífice que no lo sea.

"En cualquier caso, decidirá el próximo pontífice. Creo que al menos en los primeros tiempos se confirmará (en el cargo) a Tarcisio Bertone", aseveró.