6 de junio de 2014 / 06:37 p.m.

Como una película de amigos, así es la historia de Damián Álvarez y Lucas Lobos, dos jugadores que el pasado jueves se separaron.

Luego del traspaso del ex capitán auriazul al Toluca, Damián se quedo sólo en su cuarto de concentración en la Riviera Maya, donde el plantel de Tigres realiza la pretemporada de cara al próximo torneo.

Damián y Lobos eran los mejores amigos en el plantel felino, eran compañeros de cuarto, siempre estaban juntos, pasaron los mejores y peores momentos en esa intimidad que ya término.

"Estaba yo en el cuarto con Lucas, recuerdo que estábamos ansiosos antes del partido, ya queríamos que comenzara y a su vez que terminara, queríamos el campeonato", mencionó El Enano en aquel 2011 donde Tigres logro el título tras 29 años de no hacerlo.

Así como estos momentos fueron muchos que pasaron Álvarez y Lobos hasta que el futbol, el mismo que los juntó, los separó esta semana, los gestos de agradecimientos de El Enano no se hicieron esperar por las redes sociales, "ídolo" así lo llamo Damián luego de la partida de su amigo.

JAIR RAMOS