3 de julio de 2013 / 09:37 p.m.

Ciudad de México • En la víspera del periodo vacacional de verano, las Secretarías de Salud y de Medio Ambiente y Recursos Naturales informaron que las playas de Zihuatanejo, Guerrero, Playa Manigua de Ciudad del Carmen, Campeche y de Puerto Escondido, Oaxaca, se encuentran contaminadas y no son aptas para el uso recreativo.

Como parte del Programa de Playas Limpias, el muestreo prevacacional consiste en tomar de 4 a 6 muestras durante las semanas previas a los periodos vacacionales de Semana Santa, verano y diciembre, con la finalidad de obtener la media geométrica y a partir de estos datos generar un valor estadísticamente sólido que permita señalar si una playa representa o no un riesgo sanitario.

El indicador de contaminación del agua de mar que es monitoreado es la bacteria Enterococcus faecalis, ya que es el parámetro adecuado para valorar las condiciones sanitarias del agua de mar, toda vez que es muy resistente a condiciones adversas y tiene la habilidad para crecer en 6.5 % de cloruro de sodio, pH de 9.6 y entre 10 y 45 °C.

El nivel que la SEMARNAT y la Secretaría de Salud utilizan para establecer que una playa implica un riesgo sanitario es de 200 enterococos en 100 mililitros de agua (NMP/100 ml), de conformidad con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud.

En este informe se incluyen los resultados de las 238 playas que han sido reportadas desde 2011, así como 4 nuevas playas de afluencia pública considerable en el estado de Guerrero.

Al día de hoy, de todas estas playas, solamente tres, es decir un porcentaje menor al 1.2%, reportó indicadores por arriba del criterio sanitario. Estas playas son "La Principal" de Zihuatanejo, Guerrero, misma que reportó 207 NMP de enterococos por 100 mililitros. "Playa Manigua" de Cd. Del Carmen, Campeche con 277 NMP y "La Principal" de Puerto Escondido, Oaxaca que reportó 365 NMP de enterococos por 100 mililitros.

Por otro lado, es importante mencionar que las playas de Papagayo y Carabali de Acapulco, Guerrero se encontraban cerradas por obra al momento del muestreo, por lo que no se pudo llevar a cabo el mismo.

Toda vez que la protección y conservación de las playas requiere de la participación de todos los sectores y la ciudadanía, se invita a reportar cualquier anomalía en las páginas de SEMARNAT y COFEPRIS, o bien directamente a los Comités de Playas establecidos en los destinos turísticos.

La información detallada de los niveles de cada playa, se encuentra disponible en la plataforma digital construida de manera conjunta por la COFEPRIS y la SEMARNAT.

EUGENIA JIMÉNEZ