10 de diciembre de 2013 / 01:40 p.m.

OSLO, Noruega.- Al tiempo que recordaba los horrores "asfixiantes, cegadores y ardientes" que causan, el director de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas que intenta hacerlas desaparecer de la faz de la Tierra aceptó el martes el premio Nobel de la paz.

Ahmet Uzumcu, director general de la OPAQ, dijo que esas herramientas de guerra tienen un "legado especialmente infame", desde las trincheras de la Primera Guerra Mundial a los ataques con gas venenoso en Siria este año.