29 de abril de 2014 / 04:42 p.m.

La estrategia se planeó muy fácil, lo difícil era encontrar el momento adecuado para ejecutarla. 

 

Tras los diferentes insultos racistas que han recibo Dani Alves y Neymar, se pusieron de acuerdo para responder de manera creativa los insultos racistas que se repiten constantemente en las canchas de la Liga Española.

La estrategia se planeó muy fácil, lo difícil era encontrar el momento adecuado para ejecutarla. Tras el partido contra el Espanyol, cuando Neymar fue víctima de gritos que imitaban a simios, el brasileño se reunió con su padre y sus asesores para discutir como contestar de manera contundente los actos de intolerancia. Fue entonces cuando decidieron que al próximo plátano que fuera lanzado, se lo comerían inmediatamente.

La agencia Loducca organizó toda la campaña de marketing lanzada desde Brasil tras el acto de Daniel Alves durante el partido contra el Villarreal. "La idea era que Neymar comiera el plátano pero fue Alves y también servía", dijo el publicitario Guga Ketzer, socio de la agencia. Es por eso que el ex jugador del Santos de Brasil, publicó la foto del plátano en sus redes sociales, logrando el objetivo: Una difusión viral en las redes sociales.

Tras el juego del domingo, la marca de ropa Luciano Huck, presentador de  televisión y amigo personal de Neymar, ya vendía camisetas con el hashtag #somostodosmacacos y la imagen de un plátano a 25 euros.

MMDEPORTES