REDACCIÓN
13 de marzo de 2014 / 12:45 a.m.

El defensa brasileño del Barcelona, Dani Alves, firmó el segundo gol definitivo, al igual que en la ida, para vencer al Manchester City en la vuelta de los octavos de final de la Champions League.

Pero al igual que en otras ocasiones, el carioca celebró de manera polémica, al parecer mandando un mensaje a la afición azulgrana por su poco apoyo al Barça.

El lateral hizo un peculiar baile y haciendo gestos hacia las gradas, pareciendo reprochar a los seguidores blaugranas.

El jugador en diversas ocasiones ha manifestado su molestia por la poca asistencia al Camp Nou, incluso por las críticas que el público ha hecho al equipo.

"Es un tema de Pitbull, que dice 'Echa lo malo pallá'. Lo hice porque es lo que necesitamos, echar fuera todo lo malo. Fue una protesta, porque tenemos que estar muy unidos", aclaró el futbolista.