4 de marzo de 2014 / 03:51 a.m.

Lindsay Davenport, quien ganó tres torneos grandes, y el técnico Nick Bollettieri, quien formó a numerosos campeones, fueron elevados al Salón de la Fama del Tenis Internacional el lunes.

Davenport ganó el Abierto de Estados Unidos de 1998, Wimbledon en 1999 y el Abierto Australiano del 2000. También conquistó la medalla olímpica de oro en 1996 y tres títulos grandes en dobles. Fue la número uno del mundo durante 98 semanas a lo largo de su carrera.

Bollettieri, por su parte, orientó a diez jugadores que fueron el número uno del mundo, incluidos Andre Agassi, Jim Courier, Mónica Seles y Boris Becker.

Davenport, quien tiene 37 años, recibió la noticia de que sería admitida en el Salón de la Fama en un hospital en enero, cuando se disponía a dar a luz su cuarto hijo.

"Nunca soñé con ir al Salón de la Fama", comentó el lunes en una conferencia de prensa telefónica. "Parecía algo fuera de mi alcance".

Agregó que su primer título grande es especial para ella.

"Para todo jugador que se ha sentido inseguro, que no sabe qué tan bueno es, ese es un momento tremendo, no solo en mi carrera, sino para mí personalmente", comentó.

Davenport dijo que le hubiera gustado seguir mejor el consejo de Billie Jean King de que "disfrute el proceso". Pero al mismo tiempo se alegra de haber sentido siempre un gran cariño por el tenis.

"No eres realmente buena en algo si no te encanta esa actividad", sostuvo.

Además de Davenport y Bollettieri, quien tiene 82 años, también fueron elevados la jugadora paralímpica Chantal Vandierendonck, la ejecutiva Jane Brown Grimes y el comentarista John Barrett.

Barrett está casado con otra residente del Salón, Angela Mortimer, una ex jugadora que fue elevada en 1993. Serán la segunda pareja en el Salón.

La única otra pareja habitante del Salón es la de Agassi y Steffi Graf.

AP