10 de julio de 2014 / 02:29 p.m.

Aunque la goleada de 7-1 fue escandalosa, el jugador alemán Mats Hummels reveló que al medio tiempo decidieron no humillar más a Brasil, cuando el marcador ya estaba 5-0.

En tierra amazónica todavía no se recuperan de esta derrota, la llaman la más humillante de la historia del Scratch du Oro, pero ahora deben dar gracias a los teutones que ya no quisieron hacer más grande la vergüenza.

"Hablamos en el descanso que debíamos mantenernos enfocados y no tratar de humillarlos más", admitió, "hablamos de ser serios y concentrados, porque humillar al rival es algo que no debes hacer en una cancha.

"Tienes que mostrar respeto al rival y fue lo que decidimos hacer, era importante jugar nuestro partido los 90 minutos".

Alemania enfrentará es domingo a Argentina en la Gran Final de la Copa del Mundo, partido que se realizará en la cancha del Estadio Maracaná en punto de las 14:00 horas de México.

REDACCIÓN