16 de mayo de 2013 / 01:26 p.m.

Todavía México no define si continuará el contrato por un millón de euros (casi 16 millones de pesos) que firmó la anterior administración del Instituto Nacional de Bellas Artes con las autoridades italianas para restaurar la iglesia de San Lorenzo, sede del Pabellón de México en la Bienal de Venecia.

Durante el anuncio oficial de la participación de México en la 55 Exposición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia, con el proyecto Cordiox, del artista Ariel Guzik, bajo la curaduría de Itala Schmelz, María Cristina García Cepeda, directora del INBA, dijo que se encontró con un adeudo de 120 millones de pesos, lo que quiere decir que se carece de recursos, ya que con el presupuesto de 2013 tendrá que cubrir ese déficit.

""Aunque estaba prevista la participación de México con un millón de euros para el proyecto de restauración de la iglesia de San Lorenzo, como comprenderán, si existe un adeudo de 120 millones de pesos estamos viendo cómo cubrir ese déficit y solicitando recursos adicionales. Por eso estamos evaluando todos los compromisos del INBA"", precisó la funcionaria, sin detallar cuáles son esos adeudos no liquidados que tendrán que cubrir.

Indicó que es muy importante mostrar de forma permanente el trabajo artístico de los mexicanos en la Bienal de Venencia, por lo cual, abundó, México decidió invertir en esta edición 12 millones de pesos.

La funcionaria cultural aclaró que irá a la ciudad de las góndolas a negociar con las autoridades italianas correspondientes los términos del convenio que obligan a México a restaurar la iglesia de San Lorenzo.

Como es muy difícil obtener un buen lugar en este importante encuentro artístico, el anterior gobierno federal se comprometió y ya existe un equipo de especialistas en aquella ciudad italiana para que se pueda trabajar y mostrar la obra del artista Ariel Guzik.

Ni sí, ni no

García Cepeda adelantó que evaluarán con la propia Comuna de Venecia la pertinencia de tener de manera permanente un pabellón de México a lo largo del año.""Si esto es factible, tengan la seguridad de que haremos todo lo que esté de nuestra parte por fortalecer este convenio; si no, tendremos que evaluarlo en su momento. Regresando de la Bienal les daremos noticias al respecto"".

Reveló que México ya tiene un equipo de especialistas en aquella ciudad italiana para que se pueda trabajar y mostrar la obra del artista Ariel Guzik. ""Al mismo tiempo nos están dando toda la información de lo que representan los trabajos de restauración que podríamos nosotros iniciar una vez que concluya la Bienal de Venecia"".

Schmelz, curadora del proyecto Cordiox, de Ariel Guzik, afirmó que la iglesia de San Lorenzo""es impresionante: con 20 metros de altura y dos grandes naves. Yo le veo mucho potencial"".

Como no se puede recorrer el monumento, para mostrar la obra de Guzik se instaló una especie de mirador para poder asomarse a la iglesia.

Músico, investigador, artista, herbolario e inventor, Ariel Guzik explicó que su propuesta artística es un instrumento musical que trata de dar voz a la naturaleza y a la expresiones físicas. Es una invitación a ver la ciencia de una manera más lúdica, desde la fantasía y la imaginación. La obra del mexicano se escuchará en la iglesia de San Lorenzo, que en 1984 tuvo su último concierto público: Prometeo, de Luigi Nono.

 — LETICIA SÁNCHEZ