REDACCIÓN
29 de septiembre de 2014 / 07:51 p.m.

El clásico saludo antes de iniciar el encuentro ya es un ritual entre directores técnicos, ya sea a nivel club o selección.

El entrenador portugués, José Mourinho es conocido por su fuerte personalidad, y sus agudos comentarios en las conferencias de prensa; esto le ha costado ganarse varios enemigos dentro del ámbito futbolístico. Tal es el caso del entrenador del Aston Villa, el escocés Paul Lambert, quien se negó a saludarle, dejando con la mano extendida al estratega lusitano. La única reacción de "The Only One" fue simplemente dar una palmada de hombro a él y su auxiliar.

Aquí el video de las acciones entre estrategas.