17 de octubre de 2014 / 11:33 p.m.

Los jugadores del Deportivo Quito pidieron hoy el apoyo de los demás clubes para suspender la undécima fecha del campeonato de futbol ecuatoriano, ante la crisis financiera que afronta la institución.Los futbolistas solicitaron a la asociación que los agrupa que impida que se juegue la jornada, hasta hallar salidas que alivien la situación económica del club, la cual ha llevado a un atraso en sus obligaciones.

El equipo no podrá jugar ante Emelec el partido del domingo en el estadio George Capwell por las deudas que tiene el conjunto, medida que les significará perder los puntos y ceder terreno en el campeonato local.

Los jugadores del Deportivo Quito intentaron este viernes irrumpir en el partido que disputaron la Universidad Católica y Liga de Loja por la fecha 11, para impedir el inicio del juego, pero no lograron su objetivo.

La situación se agudizó tras la decisión del presidente del club, Santiago Rivadeneira, de renunciar al cargo por la crisis financiera que padece el plantel ecuatoriano.

Rivadeneira aseguró que deja el cargo debido a que existe una persona dispuesta a pagar los 250 mil dólares que el equipo debe a acreedores, con la condición de que la actual directiva dé un paso al costado.

"Hemos analizado a fondo esta decisión. Aspiramos de corazón que ojalá en estas horas surja alguna alternativa, que nuestra dimisión genere esa posibilidad", dijo el directivo, citado por la agencia estatal Andes.

La fuente recordó que Rivadeneira envió una carta a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) en la que comunicaba la decisión del equipo de no presentarse al duelo ante Emelec por falta de recursos para cancelar sus deudas.

Según el informe, en la misiva el club "se acoge a la sanción impuesta por la Federación y no se presentará al partido", de la fecha 11, debido a que "no dispone de recursos necesarios para el pago de acreencias".

NOTIMEX