19 de septiembre de 2013 / 01:40 a.m.

Ciudad de México • Gracias a un convenio de colaboración celebrado entre la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (NASA) y la Agencia Espacial Mexicana (AEM) alumnos de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional (IPN) trabajan en el desarrollo de un nanosatélite con censores para analizar el cambio climático, que se pondrá en órbita el próximo 19 de diciembre.

Así lo dio a conocer la directora de la casa de estudios, Yoloxóchitl Bustamante, quien aseguró que México ha registrado en los últimos siete años un crecimiento anual del 19 por ciento, en la ingeniería aerospacial.

Aseguró que hoy en día, el país tiene cerca de 300 empresas de esta industria ubicadas en Querétaro, Guanajuato San Luis Potosí, Aguascalientes y Chihuahua que emplean a 35 mil profesionales de alto nivel.

En la conferencia del astronauta mexicano José Hernández, en el IPN, Bustamante Diez dijo que de acuerdo con la Secretaría de Economía se espera que tales actividades generen exportaciones de más de 12 mil 300 millones de dólares para el año 2021, con un crecimiento anual del 14 por ciento.

Por su parte, José Hernández indicó que actualmente colabora en un plan estratégico con la AEM, para los próximos diez años, mediante el cual dará asesoría a estudiantes de ingeniería espacial y supervisará el lanzamiento del nanosatélite a finales de este año.

Comentó que en México los estudios son buenos, pero se necesitan más recursos para crecer en este rubro.

Al compartir con alumnos de la institución su experiencia en el espacio, también alertó sobre el cambio climático.

“estando en el espacio me convertí en un ambientalista instantáneo porque yo mire que tan frágil es el planeta por fuera. La atmosfera es una capa muy delgadita que si no la cuidamos podemos causar un desequilibrio que puede afectar la calidad de vida de nuestros hijos y nietos”.

NORMA PONCE