3 de septiembre de 2013 / 07:47 p.m.

Mediante la quimioterapia, según explicaron los investigadores al presentar su método, no se consigue la eliminación de todas la células malignas sino que algunas entran en el estado de senescencia (situación de envejecimiento programada), momento en el que, a pesar de que las células se vuelven inactivas y no se reproducen más, puede ocasionar una inflamación no deseada y producir una recaída.

El director de la investigación, Clemens Schmitt, indicó que su equipo había encontrado que en las células en estado de senescencia, tras una quimioterapia producen más energía y, además, dependen de la aceleración de su actividad metabólica.

Por ello, una técnica para eliminarlas es a través de una inhibición de su metabolismo al que no pueden sobrevivir.

La razón del aumento de la actividad metabólica es que en estado de senescencia las células producen una gran cantidad de proteínas que tienen que eliminar con gran despliegue de energía.

EFE