15 de marzo de 2014 / 01:27 a.m.

La palabra miedo no está escrita en el vocabulario del defensa argentino Leandro Cufré, quien afirmó que en el Atlas no existe ese sentimiento, pese a que en días pasados el técnico Tomás Boy señaló que lo percibía en el plantel.

"Si (Boy) lo dijo en conferencia, no lo he escuchado, pero en ningún momento el equipo tiene miedo, eso es lo que está muy claro, miedo no se puede tener dentro de una cancha de futbol, ganas, pierdes o empatas, pero miedo no existe", indicó de manera tajante.

En conferencia de prensa, el zaguero mencionó que existe mucha diferencia entre saltar al terreno de juego con la presión que se vive ante la lucha por el no descenso y el experimentar algo más que eso.

"Uno puede jugar con una presión y algunos lo sienten de una manera, otro de otra y no pasa por un temor o algo, porque en el futbol siempre tienes presión tanto como para estar en los primeros puestos o para jugar una permanencia como lo estamos jugando nosotros", apuntó.

Asimismo, explicó que mas allá de que el Atlante podría alcanzarlos esta fin de semana en la Tabla de Porcentajes, al equipo no piensa en eso, sino únicamente en salir con un resultado positivo ante Veracruz.

"En el pensamiento está sólo ganar, no entramos a la cancha pensando en otro resultado que no sea ganar, así que esa es la mentalidad justa.

El equipo está mentalizado en llegar al último encuentro y el deseo que tenemos es anticipar la permanencia en Primera", declaró.

Por otra parte, se mostró agradecido por ya no sufrir situaciones similares a la que viven los jugadores de Querétaro, Chiapas y Puebla, que han padecido para cobrar sus sueldos en los últimos meses.

"Desde que llegué hasta que llegó la gente nueva, que ha tenido mucha seriedad, realmente hubo momentos difíciles en que no había ni para la gasolina del camión. Fueron etapas durísimas donde el equipo estuvo muy fuerte y se unió, en la dificultad el grupo se une más, es lo más importante".

Finalmente, explicó que cuando todo va a de acuerdo como se debe, "todo fluye mejor porque uno debe estar pensando estrictamente en el trabajo y no en cosas extras".

"Por momentos no sentimos ese respaldo, es la verdad, pero estábamos en comunicación con ellos (anteriores dueños), porque a veces llegar a la Liga (MX) es meter en dificultades a la institución y si levantábamos la voz hacia la Liga, era mejor levantarla hacia la gente que tenía la responsabilidad de darnos una mano".

NOTIMEX