31 de agosto de 2014 / 03:55 a.m.

 

La razón por la cual Tigres sigue sin ser fuerte en casa es porque el equipo, tras el encierro del rival, se desespera y busca anotar gol a como de lugar, esto es aprovechado por los que llegan a jugar a El Volcán y terminan ganando.

"Es lo que tenemos que ver que esta pasando para que no suceda lo de la temporada pasada (donde no fue fuerte en casa) de dos partidos son dos derrotas y esto no es agradable y es una cosa que si no resolvemos va a ser muy difícil para lograr el objetivo que tenemos.

"Si, de acuerdo, de la desesperación de querer anotar un gol elegimos una situación que sabemos, no es de ahorita si no de mucho tiempo, que no es la solución, pienso que la solución desespera y terminamos con disparos y eso facilita el trabajo defensivo del otro equipo y va desesperando y al final caemos en lo mismo una pelota y nos anotan", mencionó Ricardo Ferretti.

Esa desesperación de la que habla Tuca se debe a que sus elementos se dejan llevar quizás por el entorno del estadio.

"Siento que siempre caemos en una desesperación en el partido y a veces no crítico esa desesperación porque es por el afán de hacer las cosa bien por querer dar gusto a la afición de sacar el triunfo, por eso no los crítico, no es la primera vez que un equipo viene se encierra y empezamos de regular a bien pero luego nos gana mucho la emoción porque la afición así lo exige.

"El Barcelona no se desespera y mantiene la posición y nos falta penetración porque a este equipo también se les juega con diez atrás y ellos ganan con cinco goles, uno no debe dejarse llevar por la emoción, todos tienen ganas hay veces que corren hasta de más y en zona de la cancha toman decisiones precipitadas y no propiciar que el equipo rival te caiga en contraataque", sentenció.

DESAGRADA DERROTA EN LOS 900

Luego de cumplir 900 partidos como técnico felino este sábado, Tuca Ferretti no pudo dejar de sentir que fue un festejo desagradable.

"Pues creo que no es una situación agradable y naturalmente cuando me preguntaron hace años por el partido equis pues lo que siempre he dicho es que agradezco el apoyo de la directiva después de los jugadores y creo que se da la posibilidad de cumplir estos partidos dirigiéndolos muy desagradables pero bueno esta es la vida, hubo buenas y malas", finalizó.

JAIR RAMOS