27 de junio de 2013 / 03:13 p.m.

México • El papa Francisco decidirá el destino de los Legionarios de Cristo después de que en enero de 2014 se realice el Capítulo General de la congregación, evento en el que se pretende redefinir los estatutos y nombrar a nuevos dirigentes de la orden y del movimiento Regnum Christi, de acuerdo con una carta enviada por Bergoglio a Velasio de Paolis que hizo pública la oficina de prensa del Vaticano.

Hasta esa fecha continuará como delegado pontificio De Paolis, quien fue nombrado por Benedicto XVI para la renovación de la orden religiosa después de que la sede pontificia reconoció los casos de pederastia cometidos por Maciel, así como la doble vida que llevaba al tener hijos y utilizar drogas.

Al terminar el Capítulo General, el cardenal De Paolis será relevado de su cargo en la congregación cuando envíe a Francisco las nuevas constituciones de los Legionarios de Cristo; entonces el pontífice realizará “el correspondiente examen… imprescindible para el camino de renovación auténtica y profunda de la Legión de Cristo”.

En su primera comunicación oficial a los miembros de la orden fundada por Marcial Maciel, fechada el 19 de junio de 2013, el pontífice asegura conocer la situación de en la que esta la congregación, así como “haber estudiado con atención” los informes que Velasio de Paolis le ha enviado y el material relativo a la visita apostólica que realizaron a las instalaciones legionarias entre 2009 y 2010 el equipo de cardenales encargados de analizar la situación, encabezados por el delegado.

Bergoglio destaca en la misiva que el mandato del cardenal De Paolis concluirá con la celebración del Capítulo General extraordinario de la congregación, que será presidido por el delegado como última tarea en el proceso de reestructuración.

En esa reunión tendrán la labor principal de elegir un nuevo gobierno para la congregación religiosa y aprobar las nuevas constituciones, en las que se detallan las condiciones y objetivos que deben seguir los miembros laicos del movimiento, los religiosos y religiosas y los curas ordenados.

El Papa también solicita a De Paolis que lo mantenga informado acerca del proceso de preparación del Capítulo General, “sobre el cual invoco la asistencia del Espíritu Santo para que inspire en todos los religiosos una completa dedicación a la tarea del discernimiento sobre su propia vocación en la Iglesia y en el mundo”.

Finalmente, Francisco pidió al delegado dirigir “una palabra de aliento a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados y a las consagradas del movimiento Regnum Christi y a los laicos comprometidos en él. A todos ellos les aseguro mi oración y de corazón les envío una especial bendición apostólica, confiándolos a todos a la materna protección de María, Madre de la Iglesia”.

En un comunicado de prensa, la congregación informó que en su carta, el papa Francisco expresó a De Paolis su “vivo reconocimiento por la entrega con que se prodiga a la delicada encomienda recibida”.

ANALIZAN PONTIFICADO

Ayer en la Ciudad de México varios especialistas en religión, convocados por la organización civil Observatorio Eclesial, analizaron los primeros 100 días del pontificado de Francisco.

El sacerdote jesuita Rosario Marroquín sostuvo que el pontífice no ha realizado algo extraordinario, como los medios de comunicación lo consideran, “solo está haciendo las cosas con normalidad, para tener una mayor interlocución con el mundo actual”.

De acuerdo con el religioso, Bergoglio “está preocupado por cómo se hacen las cosas y piensa como la gente común, pone los pies en la tierra”.

Como ejemplo de esa premisa, Marroquín destacó la simbología del calzado de Francisco, pues usa “zapatos negros que son comunes, y no los rojos que antes usara Benedicto XVI”.

No obstante, el sacerdote advirtió que el papa Francisco no es el responsable de la renovación de la Iglesia, ya que “los católicos en sus comunidades y diócesis es donde deben realizar un cambio, determinar sus prácticas y creencias, y no esperar a que sea dictado desde la sede pontificia”.

Carta que envió el pontífice a Velasio de Paolis:

"Al venerado hermanoCardenal Velasio de Paolis

"Durante la audiencia del pasado 27 de mayo, Ud. me habló sobre el desarrollo de su ministerio como Delegado para la Congregación de los Legionarios de Cristo, que le confió mi amado predecesor, Benedicto XVI, el 16 de junio de 2010.

"Deseo agradecerle que me haya puesto al corriente del trabajo realizado en cumplimiento de esta delicada encomienda. También le hago saber que he estudiado con atención cuanto me expone en la Relación que me adjuntó a la carta del pasado 10 de mayo, en las Relaciones precedentes y en el material relativo a la Visita apostólica que tuvo lugar entre 2009 y 2010.

"Le confirmo que su mandato concluirá con la celebración del Capítulo extraordinario de la Congregación de los Legionarios de Cristo, presidido por Ud., que se celebrará a inicios de 2014. Este Capítulo tendrá como tareas principales la elección de un nuevo gobierno del Instituto y la aprobación de las nuevas Constituciones, que Ud. luego me remitirá para el correspondiente examen. Estos son pasos imprescindibles para el camino de una renovación auténtica y profunda de la Congregación de los Legionarios de Cristo e, indirectamente, también para la actividad de todo el Movimiento Regnum Christi.

"Por tanto le ruego me mantenga informado acerca del proceso de preparación del Capítulo, sobre el cual invoco la asistencia del Espíritu Santo para que inspire en todos los religiosos una completa dedicación a la tarea del discernimiento sobre su propia vocación en la Iglesia y en el mundo.

"Le expreso también mi vivo reconocimiento por la entrega con que se prodiga a esta tarea. Deseo dirigir, a través de Ud., una palabra de aliento a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados y a las consagradas del Movimiento Regnum Christi y a los laicos comprometidos en él. A todos ellos les aseguro mi oración y de corazón les envío una especial Bendición Apostólica, confiándolos a todos a la materna protección de María, Madre de la Iglesia.

"Desde el Vaticano, 19 de junio de 2013.Francisco"

 EUGENIA JIMÉNEZ