REDACCIÓN
15 de septiembre de 2014 / 06:19 p.m.

Se jugaba la parte baja de la cuarta entrada del partido de ayer entre los Orioles de Baltimore y los Yanquis de Nueva York, que ganaban 1-0 de visitantes, y los aficionados locales poco habían tenido que festejar...hasta ese momento.

Y es que el jardinero central de Baltimore, Adam Jones estaba en la caja de bateo, vino el lanzamiento de Hiroki Kuroda, trató de aprovecharlo, pero lo conectó de foul y de inmediato se escuchó un grito de asombro en las tribunas.¿Qué pasó? El batazo de foul de Jones había destrozado la cámara de la transmisión de televisión que está colocada de forma fija atrás del home, en una acción que llamó la atención de los presentes, pero más de los televidentes, pues al momento de la repetición se ve cuando la bola se estrella con la cámara...ojalá y algunos no lo estuvieran viendo con la tecnología 3D.